Cerrar
Cerrar publicidad

Tendencias

Crowdfunding inmobiliarios: cómo invertir en una propiedad sin créditos o pie

Se accede a acciones de un inmueble para que luego de que sea vendido se pueda recuperar la inversión más la rentabilidad.

Crowdfunding inmobiliarios: cómo invertir en una propiedad sin créditos o pie

4 de Octubre del 2017/SANTIAGO Fotografias de Santiago despejado luego de la lluvia caida en la capital durante la noche. FOTO: RODRIGO SAENZ/AGENCIAUNO

Por 13 de febrero de 2018

Las construcciones de nuevos edificios han ido aumentado en diferentes comunas el último año, aunque acceder a la compra de un inmueble no está al alcance de todos debido a las altas exigencias: ser sujeto de crédito hipotecario o tener el pie de 20%, las que sólo algunos pueden cumplir. Por lo mismo, para democratizar la inversión inmobiliaria han surgido nuevas opciones como la inversión colectiva, donde se puede tener un porcentaje de una propiedad por sólo $500.000.

No nos importa si la persona tiene Dicom, capacidad de crédito, nivel de deuda, ni profesión. Sólo se debe ser mayor de edad, tener $500.000 para invertir y poseer una cuenta bancaria en una institución financiera de Chile, para ser parte de uno de nuestros proyectos”, explica Gonzalo Asenjo, encargado de Proyecto de Lares, crowdfunding inmobiliario o también conocido como empresa de inversión colectiva en construcción.

La forma en cómo funcionan estas plataformas es simple. Buscan alternativas de inversión inmobiliaria, para que muchas personas puedan acceder a un porcentaje de una propiedad que se puede construir, remodelar o comprar para arrendar. Los crowdfunding o empresas de inversión colectiva como Lares, que son de construcción, crean una sociedad por acciones para sus proyectos, los construyen y luego al estar terminada la propiedad se encargan de venderla, para que los inversores puedan recuperar sus $500.000 más la rentabilidad anual.

“LARES no sólo rentabiliza la inversión, sino también permite invertir en algo tangible, ya que los socios podrán hacer seguimientos reales a la obra, a través de la plataforma y de encuentros presenciales. Otro beneficio es que si uno de los socios trae al comprador del inmueble del proyecto en el que se está invirtiendo, podrá sumar al retorno de su inversión, el 1% del precio de venta”, comenta Asenjo.

Otra de las garantías que entrega LARES es que si alguien quiere dejar de ser socio y obtener su inversión de vuelta, puede vender sus acciones. “En ese caso asistimos a la persona en la venta de sus acciones, ya sea a otro socio o a un tercero”, agrega. Este modelo de inversión existe desde el 2012 en diferente países del mundo, sin embargo en Chile está recién comenzando.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día