Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Científicos descubren que químicos de utensilios y envoltorios de alimentos contribuyen a subir de peso Científicos descubren que químicos de utensilios y envoltorios de alimentos contribuyen a subir de peso

Se trata de los "perfluoroalquilos", los cuales estarían interfiriendo con el metabolismo, según estudio científico.

Tendencias

Científicos descubren que químicos de utensilios y envoltorios de alimentos contribuyen a subir de peso

Por 14 de febrero de 2018

Un equipo de científicos estadounidenses descubrió que químicos (perfluoroalquilos), ampliamente presentes en la vida cotidiana, tales como los que se encuentran en las coberturas antiadherentes de los sartenes o en los envoltorios de los alimentos, podrían contribuir a aumentar el peso corporal. Esto, debido a que interferirían en el metabolismo del individuo.

El estudio, que se publicó en PLOS Medicine, postula que “los perfluoroalquilos pueden estar interfiriendo con la regulación del peso corporal en los humanos y contribuyendo, por tanto, a la epidemia de obesidad”, según transmitió Qi Sun, líder de esta investigación.

Asimismo, el equipo resaltó que estos químicos se relacionan con un ritmo metabólico más lento cuando se está en reposo. Además, se detectó que quienes tenían altos niveles de perfluoroalquilos (PFAS) presentaban ritmos más lentos de metabolismo luego de procesos de pérdida de peso.

Para efectos de esta investigación, se analizaron los datos de 621 personas con sobrepreso y obesidad, quienes participaron de un ensayo clínico que tuvo lugar a mediados de la década pasada.

Dentro de este contexto, se estudiaron en los voluntarios los efectos de cuatro dietas para perder peso durante un periodo dos años, al mismo tiempo que les midieron sus niveles de perfluoroalquilos en la sangre. Así se concluyó que, en promedio, éstos perdieron 6,4 kilos en los primeros seis meses, aunque volvieron a subir 2,7 kilos durante el siguiente año y medio.

Aquellos que ganaron más peso después también tenían las mayores concentraciones de PFAS en la sangre, un vínculo que era más fuerte entre las mujeres”, describe la publicación de PLOS Medicine.

De esta manera, “en promedio, las mujeres que tenían los niveles más altos de PFAS en la sangre (en el tercio superior) recuperaron entre 1,7 y 2,2 kg más de peso que las mujeres en el tercio inferior”, detalló el estudio.

“Generalmente pensamos en los PFAS en términos de problemas de salud como el cáncer, pero parece que también juegan un papel en la obesidad”, destacó el coautor de la investigación, Philippe Grandjean.

 

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día