Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Más allá de Parasite en los Oscar: el impacto de la cultura coreana en los últimos años

El triunfo de la cinta dirigida por Bong Joon-ho vino a ratificar el éxito de la denominada "ola coreana" en occidente.

Más allá de Parasite en los Oscar: el impacto de la cultura coreana en los últimos años
Por 11 de Febrero de 2020

La noche del domingo, la cinta surcoreana Parasite (Parásitos) se alzó como la gran ganadora de los Premios Oscar 2020. La historia de dos familias de clases sociales totalmente opuestas se convirtió en la primera producción de habla no inglesa en alzarse con la estatuilla a Mejor Película.

Su triunfo solo vino a sellar varios años en que la cultura coreana ha impactado el mundo occidental, del que nuestro país no quedó ajeno. La gastronomía oriental, la música, la ficción y el cine poco a poco se fueron abriendo paso.

Para Lorena Miki, periodista y cosplayer, la cultura coreana impactó a nuestro país, en primera instancia, con la serie Boys Over Flowers y la canción Gangnam Style de PSY. “Siento que son los dos parte súper importante del éxito de la cultura coreana en nuestro país, ya que así se empieza a masificar. Hay que considerar que antes de esto ya había una subcultura donde habían grupos de baile, habían eventos y donde ya existía el Kpop World Festival, que lo hizo la embajada de Corea para tener nuestro seleccionado nacional de baile y que nos pueda representar allá”, indicó.

“Aparte, Boys Over Flowers competía en ese tiempo con SQP y ellos no podían creer que le ganara en sintonía, fue bastante importante”, agregó.

Desde entonces, la denominada “ola coreana” o Hallyu demostró que vino para quedarse con todo.

El éxito del Kpop

Una de las primera nociones que tenemos con respecto a este estilo de música fue el Gangnam Style de PSY en 2012. Así, poco a poco nuevos referentes comenzaron a arribar a nuestro país, alcanzando gran popularidad algunos nombres como Loona, Blackpink, Exo y, principalmente, BTS fueron ganando terreno.

Estos últimos no solo se han ganado el cariño de la fanaticada nacional, sino que también de todo el mundo. En Estados Unidos ya han sido invitados a los Grammy, los premios MTV, entre otros, marcando así la presencia oriental en un mercado dominado por el hip-hop y el pop.

Un ejemplo del éxito que han obtenido estas agrupaciones -las que cuentan con hasta once integrantes- fue la gran convocatoria registrada hace un año en el SM Town Live que se llevó a cabo en el Estadio Nacional el 18 y 19 de enero con aproximadamente 20 mil asistentes por jornada.

En redes sociales el impacto es parecido. Hace solo unos días, la banda femenina Loona lanzó su nuevo material titulado So What, logrando acaparar varios hashtags como #Loona_sowhat, #backofthemoon y #kpop.

Miki sostiene que el éxito de la música coreana recae en que para ellos “es algo tan importante como para nosotros el cobre. O sea, si nosotros como país tenemos la política de fomentar la exportación del cobre o de vino, ellos tienen la tarea política, lo han implementado así, porque esto hace que vayan más turistas, que se compren productos y la exportación crece”.

En ese sentido, explica que Corea tiene “en cada país su embajada y ahí tienen un agregado cultural. Cada uno de ellos tiene la misión de difundir la cultura y la música coreana, lo cual ha sido súper importante: la comida, los Hanbok -traje típico-, por ejemplo. La estrategia de marketing de Corea es súper potente, los videos visualmente están súper bien hechos, pero todo pasa porque el marketing es el más potente”.

Lorena asegura que el acercamiento con la cultura coreana parte por el Kpop. “Todos comenzamos admirando una banda y a raíz de eso nos interesamos en la cultura coreana, en el idioma, la música. Con la globalización todos podemos elegir lo que nos gusta y no solo lo que los medios tradicionales nos venden. Antes elegíamos lo que en la radio sonaba, lo que salía en la revista. Hoy día todos tenemos Spotify, tenemos YouTube y las redes sociales hicieron que pudiéramos decidir qué es lo que nos gusta”.

“En el fondo, es la democratización de los gustos lo que pasa con el Kpop. Obviamente hay mucha gente que nos sentimos identificadas con esto, con la cultura, el Kpop, lo que manifiestan y los mensajes positivos que tienen. Además, cada fandom se transforma en una familia. BTS es el rey de todo esto, porque logró combinar muchas cosas como el arte, que es lo que está haciendo ahora”, agregó.

El K-Drama que quiso tomarse la TV

Las series surcoreanas también arribaron a nuestro país años atrás. Aunque Chilevisión emitió por algunos meses Un Deseo en las Estrellas el año 2001 pasada la medianoche, no fue hasta 2006 que TVN quiso apostar por este género en el horario del mediodía con la serie Escalera Al Cielo, la que posteriormente fue sacada de pantalla.

Mega, en tanto, logró atraer a un público con Casi al Paraíso en 2012, llegando a liderar el bloque de las 12:00 del día entre junio y julio de ese año. Es así como quiso apostar por un nuevo nombre, Jardín Secreto. Posteriormente, continuó expandiendo el universo de este género con Manny.

Sin embargo, en los últimos años, es el canal de cable ETC TV el que se ha convertido en el principal emisor de este tipo de contenido, junto con el animé.

Al respecto, Lorena Miki agrega que “el público es súper transversal, si lo analizas, puedes ver a una mujer de 60 años y una niña de 12 años disfrutando del mismo K-drama. Conversando, cuando se realizó el SM Town en Chile, muchas mamás e hijas se acercaron porque empezaron a ver este tipo de series, les llamaron la atención los conflictos, la forma en que está hecha. Hay que cortar ese prejuicio y se les puede dar el espacio que se merecen”.

El fenómeno Parasite

“Con lo de Parasite estaba tan emocionada como ocurrió con Una Mujer Fantástica“, comienza diciendo Lorena Miki a la hora de referirse a la cinta que se convirtió en la gran ganadora de los Premios Oscar 2020. Esto, según explica, es porque “es una película que nos toca de una manera súper importante por la crisis que estamos viviendo, por la diferencia de clases, por la diferencia en la que están distribuidas las riquezas en todas partes”.

“Yo, te voy a ser súper sincera, este año viajé a Corea y no pensaba que las diferencias fueran tan grandes, en ese sentido era muy ignorante y cuando me tocó ver gente de 80 y tantos años trabajando y vendiendo cosas en la calle, dije ‘wow’. Las pensiones que estamos reclamando en Chile es tan indigno como el sistema que tenían ellos, con el que se pensionaron. Al igual que pasa acá, los ricos son muy ricos y los pobres son muy pobres. Todo este tipo de cintas que nos muestran esto, por un lado, y Joker por otro -con los problemas mentales- son las que nos están abriendo los ojos y son muy importantes”, sostuvo.

El triunfo de Parasite, continúa, es “tan importante, no solo para Corea sino que para el mundo, porque nos dice que no todo lo occidental es lo que tenemos que amar, no solo por ser occidental va a ganar. Empezamos a valorar el talento y el director es sociólogo y es fundamental a la hora de hacer sus películas”.

“Marca un antes y un después. Es una apertura de los Oscar, se va a valorar más lo que hace la cultura coreana, sobre todo en las cintas que tienen un desarrollo del guión y tienen un gran trabajo de fotografía, eso siento que es muy importante”, indicó.

Respecto al futuro del cine coreano, Miki asegura que “van a buscar más cintas de este director, van a buscar más títulos o dramas que están en Netflix, van a circular más y no va a ser tan extraño que alguien diga ‘vi una película coreana súper buena’. Lo que pasa ahora es un hito importante y de aquí al próximo año tengamos más nominados de distintos países, eso hay que derribarlo porque el talento está”.

Relacionados

Comenta