Sindicato más grande de Alemania propone semana laboral de cuatro días para evitar despidos

IG Metall representa a 2,3 millones de empleados en los sectores de la metalurgia y la electricidad.

Por › Actualizado: 12:03 hrs
Sindicato más grande de Alemania propone semana laboral de cuatro días para evitar despidos
Compartir

El sindicato más grande de Alemania propuso cambiar la semana laboral a cuatro días para evitar despidos en medio de la crisis económica que vive el país a causa de la pandemia.

Con esta idea, IG Metall, que representa a 2,3 millones de empleados en los sectores de la metalurgia y la electricidad, busca proteger los puestos de trabajo mientras dura la recesión económica que han dejado las medidas de confinamiento producto del coronavirus.

“La semana de cuatro días podría hacer posible mantener los puestos de trabajo industriales en lugar de eliminarlos. Con ello, las empresas pueden mantener a sus trabajadores calificados y ahorrar costos de despido”, dijo el presidente del sindicato, Joerg Hofman al diario Sueddeutsche Zeitung. 

Asimismo consideró que esta medida sería “la respuesta a los cambios estructurales en la industria automotriz”.

Medios internacionales han señalado que las demandas del sindicato IG Metall han establecido puntos de referencia para las negociaciones salariales sectoriales del país, por lo que la propuesta de una semana laboral de cuatro días, “está ya encima de la mesa para ser debatida”, indicó Hofmann.

“La crisis del coronavirus ha puesto en peligro unos 300.000 empleos en la industria metalúrgica y eléctrica de Alemania”, aseguró un miembro de la junta directiva de IG Metall, que representa a trabajadores de grandes empresas como Audi, BMW y Porsche y que constituye el gremio industrial más grande de Europa.

Junto a ello, el sindicato también manifestó su preocupación ante el cambio gradual a los autos eléctricos que a su vez amenaza decenas de miles de empleos en la fabricación de motores y cajas de cambios en Alemania.

“Las empresas podrían recortar horas en lugar de despedir personal, ya que esto les permitiría retener trabajadores calificados y dinero para un programa de despidos, por ejemplo”, dijo Hofmann. 

En esta nota