Médico de Nano Calderón: “Hay muchos indicadores de trastorno de personalidad”

Rodrigo Paz es quien está encargado del tratamiento que recibirá el hijo de Raquel Argandoña en la clínica Pocuro de Vitacura.

Por › Actualizado: 09:16 hrs
Médico de Nano Calderón:
Compartir

Este martes, y tras someterse a un PCR, Nano Calderón ingresó a la clínica psiquiátrica donde recibirá un tratamiento, el que lidera el médico Rodrigo Paz.

Esto, luego de que el Cuarto Juzgado de Garantía accediera a la petición de su defensa, y tras una serie de exámenes a los que fue sometido por parte de la Fiscalía, se determinó revocar su prisión preventiva y ahora cumplirá arresto domiciliario en el recinto ubicado en Vitacura.

En conversación con LUN, el médico de Nano Calderón, quien es jefe del equipo clínico que se hará cargo de su tratamiento, detalló que “estamos en estudio, (y se puede confirmar que) no hay signos ni síntomas que sugieran o indiquen que Hernán
Calderón Argandoña padece de una patología siquiátrica mayor. Sí hay muchos indicadores de trastorno de la personalidad”.

De esta manera, Rodrigo Paz aclaró que no existen elementos que sugieran que el hijo de Raquel Argandoña tenga “un trastorno antisocial de la personalidad ni una sicopatía. No hay elementos que me permitan decir hoy día que Hernán Calderón es un sicópata, un delincuente, un tipo frío, desalmado, que no siente afecto ni amor por nadie, que no tiene vergüenza. No hay nada en esa línea”.

“Lo que sí hay son conflictos sicológicos que me parece que tienen que ver con cómo se ha ido estructurando su identidad. Y eso tiene que ver con que él viene de una familia compleja”, recalcó.

En esa misma línea, el médico indicó que Nano Calderón ha sido sometido a dosis “inusualmente altas” de medicamentos, las que podrían ir bajando con el paso de los días. Su pronóstico es que “sin medicación Hernán Calderón Argandoña va a andar muy bien, va a seguir igual de bien. O a lo mejor al quitarle los medicamentos aparecen signos y síntomas de una condición siquiátrica que sí requiera tratamiento”.

“En este minuto no hay ninguna razón para sospechar que eso vaya a ocurrir. Pero justamente lo propio de la medicina y de la siquiatría en particular es que hay que estar viendo, observando y ceñirse a lo que la realidad vaya mostrando”, añadió. 

Más Actualidad

Últimas noticias

Populares

Recomendados