Protagonistas de la serie Dignidad: “Hay un pasado que necesita transparentarse para reconstruirse”

La chilena Antonia Zegers y el paraguayo Marcel Rodríguez encabezan el elenco de la nueva serie de Amazon Prime que gira en torno a Colonia Dignidad.

Por
Protagonistas de Dignidad:
Compartir

Este viernes debuta en Amazon Prime Video su nueva serie llamada Dignidad, producción inspirada en la historia de Colonia Dignidad, culto alemán que fue fundado por el ex soldado nazi Paul Schäfer. Será un abogado junto a una detective de la PDI quienes buscarán llevar a este hombre ante la justicia, luego de las denuncias de abuso sexual y pedofilia que existen en su contra.

Los roles protagónicos están a cargo del actor paraguayo Marcel Rodríguez y la chilena Antonia Zegers, quienes conversaron con EL DÍNAMO sobre su participación en esta nueva apuesta.

“Para mí, trabajar personalmente en Sudamérica es un sueño hecho realidad. Nací en Paraguay, me mudé a Alemania cuando tenía 15 años, entonces tener la chance de trabajar en Sudamérica a este nivel, con todo este elenco y la gente de la producción, fue increíble”, confesó el actor. Más aún, “sabiendo que se va a estrenar por toda Latinoamérica a través de Amazon Prime Video y en Chile, fue como wow, jamás pensé que iba a ser posible”, agregó Rodríguez.

Junto con eso, destacó la temática que abordan, puesto que para él, que se crió en Alemania, no tenía mucho conocimiento sobre el tema. Por lo mismo, tuvo que documentarse leyendo y viendo documentales.

“Me parece importante que se cuente esta historia para que algo así no se repita. Es un poco ‘cultura del recuerdo’, hay que poner énfasis en que la gente sepa, porque yo hablando con mucha gente en Alemania me doy cuenta que no todos saben qué es lo que realmente ocurrió ahí. Lo ven como algo de muy lejos, al otro lado del mundo. Sigue siendo responsabilidad de los alemanes que sepan qué es lo que ocurrió para que no pase otra vez”, afirmó.

Para Antonia Zegers, en tanto, trabajar en esta producción cambió rotundamente la percepción que tenía sobre este lugar. “Me pasó que tenía a Colonia Dignidad muy vinculada a la dictadura, esa especie de asociación de maldad que hicieron en la dictadura y Paul Schäfer, sabía los temas de pedofilia y sabía que era un lugar muy oscuro. Pero lo que yo no sabía es que es un culto que operó en Chile desde los años 60, que estuvo operando en completa impunidad por casi 50 años”, explicó.

“Eso me cambió el punto de vista de decir que aquí hubo mucha gente haciéndose los lesos en Alemania y en Chile. Las primeras denuncias que empezaron a investigar, fueron en los años 60. Hay una especie de responsabilidad y la pongo en primera persona, de que esto haya perdurado tanto tiempo en completa impunidad, que es muy jodida, que hay que mirarla a la cara y en ese sentido, es muy interesante lo que hace la serie, porque primero levanta el tema y también lo hace desde un thriller policial, que es efectivamente lo que ocurrió entre el año 1996 y 2005, que es cuando se logra tomar detenido a Paul Schäfer”, agregó.

En ese sentido, destaca que la serie Dignidad y lo ocurrido en esos años “realmente fue un thriller policial”, poder desbaratar Colonia Dignidad y tomar a Scäfer detenido. “Es una locura y creo que es importante mirar eso a la cara. Es importante para nosotros, pero también si se va a estrenar en toda Latinoamérica, es porque puede pasar y en la medida que uno los mire a la cara, uno hace un ‘para que nunca más’, sino puede pasar nuevamente que uno se hace el leso y mira al sudeste, mientras esas cosas ocurren”, indicó.

Sobre esto mismo, ambos actores concuerdan con las palabras del director Julio Jorquera, quien sostuvo que “hay un pasado que necesita transparentarse para poder seguir adelante y reconstruirse”. Antonia Zegers plantea que “siempre es así. En las historias personales, en la medida que uno no se hace amigo de su pasado, no puede caminar tranquilo en su presente. Y si uno lo lleva a lo colectivo, creo que es lo mismo. En la medida que uno mira al pasado y lo puede mirar de frente, no se avergüenza, no lo esconde y lo ubica donde tiene que estar, uno puede habitar de manera más pacífica el presente”. A sus palabras se sumó Rodríguez, quien acotó: “Mejor que haya comunicación antes de que se vaya al olvido”.

La importancia de haber grabado en Colonia

Uno de los puntos que favorecieron la realización de la serie Dignidad es que fue grabada, precisamente, en la instalaciones que anteriormente fueron de Colonia Dignidad. Allí recibieron, también, el apoyo de los colonos que aún habitan en el lugar.

“Ellos hablaron mucho con nosotros al final, porque grabamos en Villa Baviera y tratan de hacer otra cosa del lugar. Ahora es como un centro turístico, donde se puede ir a comer, hacer tours, y ellos deciden abrir las puertas”, contó Marcel Rodríguez.

Sobre lo ocurrido, aseguró que “hablan muy abiertamente de lo que pasó, de lo que vivieron. De repente nos decían si nos podían contar algo para a lo mejor ayudar a los actores, para interpretarlo de alguna manera. No escondían nada, las personas que hablaron con nosotros nos recibieron bien”.

Antonia Zegers destaca también la importancia que tuvo la locación. “Para la serie fue muy relevante haber arrancado en Colonia Dignidad. Si lo hubiera sido en la mitad o al final del rodaje, habría sido muy distinto el tono. El haber estado ahí donde ocurrió todo lo que van a ver en Dignidad, permea, se siente, no pasa inadvertido. Creo que es una capa, una textura que la serie tiene y que nos regaló el haber partido el rodaje allá”, expresó.

Rodríguez agregó que “fue muy importante arrancar a rodar en Villa Baviera porque ayudó a construir algo. Estando ahí en el lugar y grabando en espacios donde tú sabes que pasaron cosas, hay una energía, se presiente”.

El trabajo detrás de cámara

En la serie Dignidad, Marcel Rodríguez interpreta a Leo Morales, un abogado al que le designan el caso de Colonia Dignidad y que debe enfrentarse a sus demonios, luego de haber pasado parte de su infancia bajo las garras de Paul Schäfer.

“Mi personaje está inspirado en un abogado que realmente existió, que arrancó todo un tema para liberar lo que ocurría en Colonia Dignidad. Pero igual, como no es una biografía, tuve la libertad para crear el personaje como yo pensaba que a lo mejor necesitaba ser”, contó el paraguayo.

Para lograrlo, sacó información del guión, usó su imaginación y estudió escuchando música para “entrar en cierto tipo de ánimo”. Pero también tuvo que lidiar con el acento chileno y en eso, el director Julio Jorquera tuvo un rol fundamental.

“Para el acento vi muchas películas chilenas, me ayudó también Julio Jorquera e íbamos tratando de neutralizar mi castellano. Pero es posible y me encanta que haya una diversidad, me parece que algo muy bueno de que alguien que no sea chileno tenga la posibilidad de hacerlo porque va con el perfil del personaje”, afirmó.

En el caso de Antonia Zegers, nuevamente se puso en la piel de una detective de la PDI, pero que dista bastante de lo que fue su rol en La Jauría.

“Por suerte tenía toda la parte técnica, había entrenado con la PDI hace poco tiempo. Fue bonito porque los dos personajes si bien comparten la misma profesión, son muy distintos. Pamela Rodríguez es una oficial de la PDI en Parral en el año 1997 y es muy chiquitita, no tiene un rasgo de líder, trabaja en un lugar chico y de repente se va envuelta en esta historia, casi sin quererlo, sin decidirlo”, relató.

Ante esto, empieza “a sentir empatía con el personaje de Marcel, empieza a seguirlo porque le parece justo, no porque ella sea una persona temeraria y que está por derribar los muros de la maldad, sino que, como nos pasa a todos, nos vemos arrastrados a vivir una historia que finalmente será épica y que va a cambiar la historia de un país. Pero no es porque esté en sus ambiciones, en ese sentido es muy distinto el tono humano de esta mujer que la anterior”.

Por último, Zegers destacó que Dignidad es “una serie que es muy inteligente como está armada”, porque además de revivir esta parte de nuestra historia, también “pone el tema sobre la mesa que es mirar nuestra historia, que estaba bastante escondida debajo de la mesa, lo hace de una manera fascinante desde el punto de vista de un policial, que tiene un punto de realidad”.

“Uno como espectador va siguiendo a este grupo que tratan de romper las barreras de protección de manera super vertiginosa, siendo amenazados en el camino, teniendo un coraje en pos de un sentido y todo esto guiado con el personaje de Marcel, que es un cabro que creció en Colonia Dignidad y que lo tiene todo como un monstruo en el corazón y está cruzado por un dolor que lo empuja. Es muy inteligente como está escrito el guión de la serie”, concluye la actriz chilena. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Actualidad

Últimas noticias

Populares