Al estilo Monsanto: Ley de Obtentores de semillas avanza en el Senado

La iniciativa conocida como "Monsanto-von Baer", en alusión a sus beneficiarios, entrega poderes monopólicos a empresas transnacionales productoras de semillas híbridas y transgénicas. Se espera que este proyecto de Ley sea visto por la sala del Senado en un par de semanas.

Por
Al estilo Monsanto: Ley de Obtentores de semillas avanza en el Senado
Compartir

El Convenio UPOV, una iniciativa de Ley ligada a los llamados Obtentores Vegetales fue vista este lunes por la Comisión de Agricultura del Senado, lográndose su aprobación por tres votos a favor de Hernan Larraín (UDI), Antonio Coloma (UDI) y José García Ruminot (RN ) y dos en contra de Ximena Rincón (DC) y Juan Pablo Letelier (PS). Sin embargo, grupos ambientalistas y organizaciones ciudadanas no pudieron ingresar a la Sala.

El proyecto, también conocido como “Monsanto-von Baer”, en alusión a sus beneficiarios, entrega poderes monopólicos a empresas transnacionales productoras de semillas híbridas y transgénicas, consigna Mapuexpress. Cabe recordar que la iniciativa ya fue aprobada por la cámara de diputados en 2011. A su vez el también aprobado convenio UPOV 91 requiere que se apruebe esta ley en trámite, para ser promulgado.

Asistieron como observadores María Isabel Manssur, de la fundación Sociedades Sustentables; Ivan Santandreu, por Chile Sin Transgénicos; María Elena Rozas, de Rapal, y Camila Montecinos, de Anamuri. Sin embargo, no se les permitió el ingreso a la sesión, debido a que la FAO, organización que iba a exponer su punto de vista, no se presentó y en lugar de ello envió una nota escrita, así que la Comisión votó a puertas cerradas.

“Lamentamos mucho la votación de ayer, porque realmente tuvimos toda la intención de explicar a los senadores lo grave que sería su aprobación, pues es un muy mal proyecto ya que da muchos derechos a los ‘mejoradores de semillas’ (obtentores), creando un desequilibrio tremendo entre trasnacionales y pequeños productores locales, rurales indígenas”, afirmó María Isabel Manzur, de Chile Sustentable.

Erosión genética

Para esta profesional, la aprobación de este convenio implica que los agricultores no van a recibir ninguna compensación por las semillas que han usado por tanto tiempo, porque “basta con que las compañías semilleras las modifiquen mínimamente y luego cobrarán regalías. Eso generará además erosión genética: traerá la pérdida de semillas nacionales pues permite la apropiación de variedades tradicionales. Estaremos en la más absoluta indefensión”, recalcó la académica.

Manzur además recordó que grandes empresas transnacionales como Monsanto están dejando Europa para instalarse en naciones como la nuestra, con legislación bastante más laxa y poca fiscalización.

En esta línea, la experta de Chile Sustentable manifestó su preocupación y extrañeza por la ausencia de la FAO en la cita, agregando que esta organización dependiente de la ONU en su tratado internacional sobre los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura, firmado por Chile pero no ratificado, “reconoce la enorme contribución que han aportado y siguen aportando las comunidades locales e indígenas y los agricultores de todas las regiones del mundo  -en particular los de los centros de origen y diversidad de las plantas cultivadas- a la conservación y el desarrollo de los recursos filogenéticos que constituyen la base de la producción alimentaria y agrícola en el mundo entero”.

“En cierta medida es desilusionante que esta entidad que debiera proteger los intereses de los agricultores, especialmente de los pequeños y comunidades indígenas, no asistiera a la comisión y en su lugar enviara una nota, cuyo contenido desconocemos”, lamentó.

El siguiente paso es que la Comisión de Agricultura informe al Senado de lo que se votó y en un par de semanas – presumiblemente – el Proyecto de Ley sería visto en sala del Senado.

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Ambiente

Últimas noticias

Populares