Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Deportes

Roberto Tobar tras dirigir la final de la Libertadores: “Queda una satisfacción importante de haber hecho un buen trabajo”

El árbitro valoró el desempeño de su equipo en el duelo entre River Plate y Flamengo. "A los 40 años se empieza a complicar el nivel físico. Hay que mantenerlo", dijo.

Roberto Tobar tras dirigir la final de la Libertadores: “Queda una satisfacción importante de haber hecho un buen trabajo”
Por 25 de Noviembre de 2019

El árbitro chileno Roberto Tobar entregó un positivo análisis de su paso por la final de la Copa Libertadores, la que terminó en una victoria 2-1 de Flamengo sobre River Plate en el Estadio Monumental de Lima, en Perú.

El juez nacional, que fue acompañado de Christian Schiemann y Claudio Ríos, fue bien evaluado por parte de la crítica y de otros ex colegiados como Javier Castrilli, quien lo calificó como el mejor de Sudamérica en la actualidad.

“Queda una satisfacción importante y muy grata de haber hecho un buen trabajo, con decisiones acertadas. Nos deja tranquilos, en buen pie para aspirar a nuevos desafíos. Era muy exigente. Lo sabíamos, porque les damos bastante importancia a los elementos físicos, sicológicos, tácticos y reglamentarios”, señaló Tobar a La Tercera.

El árbitro admitió que los momentos más complejos de la final ocurrieron en los minutos finales, cuando el elenco brasileño logró dar vuelta el marcador y los ánimos del equipo “millonario” se calentaron. De hecho, le tuvo que mostrar una tarjeta roja a Exequiel Palacios y a la figura brasileña Gabigol.

El chileno, que en un año dirigió dos finales de la Libertadores, la de la Sudamericana, la Recopa y la de la Copa América, manifestó que “es un orgullo bastante grande representar al arbitraje chileno en este tipo de partidos. Habla del buen trabajo en Chile. Recibimos muy buena instrucción técnica. Eso nos ayuda a cumplir un buen papel a nivel internacional. Es un reconocimiento al trabajo”.

Roberto Tobar también lamentó que la final de Copa Libertadores no se haya jugado en Santiago debido a la crisis social.

“Es muy triste que hayamos tenido la opción de realizar la primera final única y no poder recibirla. No estaban las condiciones. Me hubiese encantado estar en Chile, pero, por lo que está pasando, difícilmente se pudo haber jugado”, dijo.

Sobre sus condiciones en el campo de juego, el réferi expresó que “es difícil llegar a ser un árbitro perfecto. A los 40 años se empieza, por ejemplo, a complicar el nivel físico. Hay que mantenerlo y actualizarse siempre en lo reglamentario. Saber interpretar de buena forma estas actualizaciones, estos cambios y estar al día, tratando de progresar, de visualizar el futuro de la carrera”.

Relacionados

Comenta