Deportes

Harold Mayne-Nicholls vuelve a la carga por los contratos de las camisetas

El vicepresidente de Blanco y Negro nuevamente está presente en una disputa con una empresa de ropa deportiva. Durante su paso por la ANFP intentó impugnar a la marca que vestía a la Roja.

Por , 3 de Julio de 2020

Colo Colo está en medio de un conflicto con la marca Umbro, a la que acusa de incumplir el contrato de su auspicio, en un lío que nuevamente tiene como participante al actual vicepresidente de Blanco y Negro, Harold Mayne-Nicholls, quien anteriormente había protagonizados episodios iniciales con las camisetas de fútbol.

Es que durante su paso por la presidenta de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP), el periodista intentó terminar con el contrato que tenía la selección chilena con la firma de ropa deportiva Brooks, la que vistió a la Roja en el proceso clasificatorio y el Mundial de Sudáfrica 2010.

En 2007, Mayne-Nicholls buscó terminar el vínculo que había sellado la administración de Reinaldo Sánchez con la empresa de vestuario y calzado Forus, que tenía a cargo la marca de camisetas Brooks en el país.

El problema para el actual dirigente albo era que el vínculo con la compañía fue firmado días antes de la elección de la directiva de la ANFP, por lo que inició una demanda arbitral. Según la administración de Quilín, la firma de aquel documento tenía condiciones desfavorables para la Federación de Fútbol de Chile.

Aunque inicialmente se había definido que la camiseta acompañaría al “Equipo de Todos” hasta 2008, el proceso judicial se extendió por un par de años hasta que en 2009 se logró un acercamiento.  Aquello permitió que Brooks se quedará hasta el Mundial de 2010.

En noviembre de 2010 Mayne-Nicholls anunció la llegada de Puma como nueva marca de la selección, la que se quedó con la licitación con una oferta de 18 millones de dólares por los cinco años de contrato.