ESPECIAL Coronavirus en Chile: casos confirmados, muertes y últimas noticias

Educación

Unesco advierte que la desigualdad en la educación se ha agudizado durante la pandemia

De acuerdo a un estudio que realizó la entidad, un 40% de los países del mundo no han prestado apoyo a los estudiantes en situación de riesgo en el transcurso de la crisis sanitaria.

Por , 24 de Junio de 2020

Según el último “Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo en 2020” de la Unesco, las desigualdades se han agudizado en el marco de la pandemia.

En vista de ello, la directora general de la entidad, Audrey Azoulay, señaló que “repensar el futuro de la educación es tanto más importante tras la pandemia del Covid-19, que exacerbó y puso de relieve las desigualdades. Si no se actúa, se obstaculizará el progreso de las sociedades”, consigna Emol.

Y es que, de acuerdo al reporte que se presentó este martes, un 40% de los países del mundo no han prestado apoyo a los estudiantes en situación de riesgo en el transcurso de la crisis sanitaria.

Sin embargo, el informe de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), también advirtió que “la crisis de la educación durante el covid-19 fue alimentada por profundas desigualdades preexistentes”.

De hecho, “antes de la pandemia, casi 12 millones de niños y jóvenes estaban excluidos de la educación en América Latina y el Caribe, siendo la pobreza el principal obstáculo para el acceso”, consigna el mismo medio.

En esa misma línea, se indicó, por ejemplo, que la mitad de los alumnos de Chile y México tendrían que ser reasignados en otros establecimientos educacionales con el fin de alcanzar una “mezcla socieconómica uniforme”.

Pese a ello, igualmente se planteó que “Chile y Paraguay se destacan por ser dos de los cinco países en el mundo que tienen leyes de educación inclusiva que abarcan a todos los estudiantes”.

Además, se valoraron los “sólidos planes de protección social intersectoriales” con los que cuenta la región, los cuales abordan diferentes necesidades, entre ellas la educación. A ello, se suma que desde 1990 las trayectorias escolares en América Latina se han incrementado en 0,5 a 1,5 años.