Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Educación

Qué falta y cómo avanzar en materia de educación inclusiva en Chile

Promover el aprendizaje visual o auditivo, a través de diferentes actividades, son algunas de las recomendaciones en pos del involucramiento de todos, en especial de las personas en situación de discapacidad.

Qué falta y cómo avanzar en materia de educación inclusiva en Chile
Por 5 de Septiembre de 2020

En el marco del webinar Educación Inicial Inclusiva: claves, desafíos y oportunidades, Fundación Descúbreme presentó el segundo volumen de su Kit de Educación Inclusiva, denominado La importancia del Diseño Universal para el Aprendizaje (DUA) en Educación Parvularia, un documento que entrega diversas recomendaciones para generar interacciones más inclusivas dentro de la sala de clases.

Esto último considerando las brechas que existen en el país, donde las personas en situación de discapacidad cuentan, en promedio, con tres años menos de estudios en comparación con el resto de la población, y tan sólo un 9,1% de ellas alcanza a completar la educación superior, según arrojó el segundo Estudio Nacional de Educación.

De acuerdo a Fundación Descúbreme, esto se basaría en la predominancia de un sistema de enseñanza estandarizado, en el cual la flexibilidad no sería precisamente un elemento protagonista.

Para hacer frente a este escenario, resultaría vital promover la incorporación de metodologías que consideren una mirada inclusiva en materia de enseñanza y aprendizaje desde la educación parvularia, pensando en que esta etapa se constituye como la primera instancia en la que los niños empiezan a desarrollar la independencia y la autonomía. Por lo mismo, aseguran, es de suma importancia que en este periodo las aulas se conviertan en espacios de aprendizaje que los hagan sentir seguros y cómodos, pero también involucrados.

En esa línea, la coordinadora de Educación Inclusiva de Fundación Descúbreme, Denisse Faúndez, destacó el rol de los profesores en este ámbito y cómo pueden contribuir a dar un giro hacia la inclusión. “Los currículos que no son flexibles generan gran parte de las barreras para la participación y el aprendizaje de niños y niñas. El DUA moderniza este proceso considerando la diversidad de los estudiantes, flexibiliza las metodologías, materiales y evaluación, de manera que los educadores puedan responder a los diferentes estilos de aprendizaje”, explicó.

Recomendaciones en base a los principios del DUA

De acuerdo a Fundación Descúbreme y a su Kit de Educación Inclusiva, involucrar la emocionalidad es un aspecto clave a la hora de potenciar el aprendizaje en la educación inicial, pues en la medida en que los niños se sienten comprendidos, habrá un mayor compromiso y motivación, y por ende, los resultados serán más efectivos y tangibles.

En vista de ello, se recomiendan las siguientes acciones en pos de la implicación dentro de la sala de clases:

  • En el caso de que hubiese niños y niñas que no manifiesten interés en el tema que se está enseñando, para establecer o reestablecer la conexión, el docente puede intentar vincular el tema con la vida de los estudiantes o utilizar aplicaciones prácticas de lo presentado.
  • Si es que se percibe que no estuvieren motivados o se niegan a participar de la clase, se pueden proveer diferentes opciones, tales como aumentar las oportunidades para la participación, trabajo en grupos, trabajar con mentores o tutores y asegurar un adecuado nivel de dificultad de la tarea de aprendizaje.
  • Para trabajar la autorregulación, se pueden promover instancias de autoevaluación y reflexión de los aprendizajes abordados.

Por otro lado, también se hace necesario buscar diferentes opciones para entregar los contenidos, con el fin de que todos los alumnos puedan entenderlos y así se sientan atraídos a participar de las actividades académicas.

Dentro de este contexto, se aconseja el uso de metodologías basadas, por ejemplo, en el aprendizaje visual y en actividades grupales. En ese sentido, el profesor se puede valer de fotografías o dibujos que van a estimular a los estudiantes a aprender de forma visual, o bien puede organizar conferencias o debates, instancias asociadas al aprendizaje auditivo.

De igual manera, es fundamental que cada niño y niña cuente con diferentes alternativas y canales para expresar sus conocimientos. Para ello, se pueden implementar estas recomendaciones:

  • Si el estudiante prefiere expresarse a través de la escritura se podría dar la posibilidad de llevar una bitácora o proponer actividades que tengan que llenar espacios en blanco o dibujar historias.
  • Para aquellos niños o niñas que prefieren expresarse de manera verbal, se les puede dar la opción de debatir en clases o de responder las preguntas de manera verbal.
  •  En el caso de que hubiese quienes buscan comunicarse a través de dibujos, esculturas o diagramas, se les puede abrir la posibilidad de demostrar el conocimiento a través de formas visuales y artísticas.

“Es importante entender que los niños con discapacidad no se van a nivelar con estimulación temprana, sino que van a aprender de manera distinta. Y es ahí donde el Kit de Fundación Descúbreme invita a introducir más juegos y acompañamiento emocional”, destacó la especialista en Salud Pública y directora de Comunidades Inclusivas, Cecilia Breinbauer.

Relacionados

Comenta