Chilenos apoyan incluir el medio ambiente y la ciencia como ejes de la nueva Constitución

Una encuesta del Centro de Investigación para la Sustentabilidad (CIS) de la U. Andrés Bello consultó por los temas de interés que deberían estar incluidos en la nueva Carta Fundamental.

Chilenos apoyan incluir el medio ambiente y la ciencia como ejes de la nueva Constitución
Por

Una encuesta realizada por el Centro de Investigación para la Sustentabilidad (CIS) de la Universidad Andrés Bello mostró el interés de los chilenos en incluir temas de medio ambiente y ciencia en el debate por una nueva Constitución, la que comenzará a redactarse el próximo año con la elección de la Convención Constitucional.

La IX versión de la Encuesta de Actitudes hacia el Medio Ambiente, sondeo realizado anualmente en Santiago, Viña del Mar y Concepción, consultó por los temas más importantes a considerar en la redacción de una nueva Carta Magna. Los cinco más mencionados fueron salud (65%), educación (58%), pensiones (44%), medio ambiente (38%) y agua (25%).

Sobre la posibilidad de establecer un nuevo modelo de desarrollo económico para el país, entre las opciones de respuesta múltiple destacó, con un 94% de las menciones, una economía basada en la innovación y el desarrollo tecnológico.

Asimismo, el estudio indagó respecto a aquellos conceptos fundacionales ligados a medio ambiente que debiesen ser prioritarios, destacando en este ítem el agua como bien de uso público con el 62% de las tres primeras menciones, el desarrollo sustentable (55%), la nacionalización de recursos naturales (48%) y el derecho a vivir en ecosistemas saludables (46%).

Por otra parte, y en relación a la reactivación económica postpandemia a nivel global, la mayoría de los chilenos (57%) cree que debe basarse en el desarrollo sustentable con respeto por el medio ambiente.

Claudio Azat, director del CIS-UNAB, destacó los resultados de la encuesta, precisando que “esto abre la puerta a la idea de una Constitución ecológica que permita garantizar un medio ambiente sano, los derechos de la naturaleza, y un desarrollo ecológicamente sustentable que no ponga en riesgo la salud de las personas”.

Ivan Franchi, investigador del CIS, añadió que “es esperable que en una nueva Constitución, como también en otros procesos legislativos y políticas públicas, se reconozca el aporte, desde la evidencia, que genera la ciencia”.

Además de consultar sobre el rol de la ciencia y medio ambiente en la nueva Constitución, la encuesta abordó otros temas, como las preocupaciones sobre la sequía y la propiedad del agua, el manejo de la basura, la desforestación, y el uso de medios de transportes no contaminantes como la bicicleta.