Identifican enigmático “dragón volador” del Jurásico cerca de Calama

Investigadores de la Universidad de Chile trabajaron en el hallazgo de un pterosaurio de la subfamilia Ramphorhynchinae en pleno Desierto de Atacama.

Por
El fósil fue encontrado en 2009 durante una expedición a la localidad de Cerritos Bayos. U. DE CHILE
El fósil fue encontrado en 2009 durante una expedición a la localidad de Cerritos Bayos. U. DE CHILE
Compartir

Investigadores de la Red Paleontológica de la Universidad de Chile y del Museo de Historia Natural y Cultural del Desierto de Atacama lograron identificar un  extraordinario “dragón volador” del período Jurásico, que habitó el megacontinente Gondwana hace unos 160 millones de años.

El fósil fue encontrado en 2009 durante una expedición a la localidad de Cerritos Bayos, ubicada a 30 kilómetros al suroeste de Calama, en pleno Desierto de Atacama. El sitio es reconocido por los valiosos hallazgos de restos paleontológicos, principalmente de la fauna marina, por lo que inicialmente se pensó que se trataba de una especie similar.

Sin embargo, análisis posteriores permitieron determinar que el especimen descubierto no se trataba esta vez de un prehistórico animal marino, sino de un extraordinario reptil volador del período Jurásico, más precisamente un pterosaurio de la subfamilia Ramphorhynchinae.

La investigación, que fue liderada por el académico Jhonatan Alarcón, determinó que lo encontrado corresponde a “un húmero izquierdo, una posible vértebra dorsal y dos fragmentos de una falange del ala, todos conservados en tres dimensiones y probablemente pertenecientes a un solo individuo”.

De acuerdo al paleontólogo, las piezas preservadas de este ejemplar –publicado en la revista Acta Palaeontologica Polonica– son suficientes para determinar que se trata de un pterosaurio de gran envergadura para esa época, probablemente muy parecido a los miembros de un grupo conocido esencialmente en el Hemisferio Norte llamado Rhamphorhynchinae, del que forman parte géneros como Rhamphorhynchus de Europa o Nesodactylus de Cuba.

“Estos pterosaurios tenían envergaduras de alas, de punta a punta, de hasta 1.80 o 2 metros. Nuestro especimen es bastante grande, comparable a Rhamphorhynchus, que es el miembro más grande de esta familia, o quizás más grande”, agregó el experto.

Este es el primer ejemplar de la subfamilia Rhamphorhynchinae descubierto en el Hemisferio Sur, particularmente en territorios del antiguo mega continente Gondwana.

“Lo que hay hasta antes de este hallazgo son unos dientes encontrados en Marruecos, asignados aún con dudas. El nuestro es el primero 100% confirmado y además son los primeros restos esqueléticos de este grupo. Todos los descubrimientos de la subfamilia Rhamphorhynchinae provienen esencialmente del hemisferio norte, principalmente de Europa. Con esto, demostramos que la distribución de los animales de este grupo era más amplia de lo que se sabía hasta el momento”, comentó.

En el hallazgo del “dragón volador” participaron los investigadores de la Red Paleontológica de la Universidad de Chile Rodrigo Otero, Sergio Soto-Acuña y Alexander Vargas, y a los investigadores Jennyfer Rojas y Osvaldo Rojas, del Museo de Historia Natural y Cultural del Desierto de Atacama. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Educación

Últimas noticias

Populares