Estudiante crea dispositivo que reemplaza a los frenillos por sólo 40 mil pesos

Un joven estudiante de diseño logró crear un molde 3D que permitió alinear su dentadura a un costo muy inferior al que posee un tratamiento tradicional. Sin embargo, desde ya advierte que no recibirá encargos por el aparato, ya que eso infringiría la ley.

Por
Estudiante crea dispositivo que reemplaza a los frenillos por sólo 40 mil pesos
Compartir

Cansado de los altos precios de los dentistas y de avergonzarse de su sonrisa, un joven estudiante de diseño del New Jersey Institute of Technology, llamado Amos Dudley, utilizó sus conocimientos en tecnología 3D, para crear un corrector dental que permitió arreglar sus dientes por tan solo 60 dólares, algo así como 40 mil pesos chilenos.

Su experimento se hizo rápidamente conocido. Ante esto, el joven ya anunció que no aceptará encargos “por muchas razones”, pese a que su innovación despertó un fuerte debate en Estados Unidos sobre los altos costos que cobran los dentistas por sus servicios.

amos

Dudley explica en su blog el “paso a paso” de cómo realizó el corrector bucal. “No me hago responsable de lo que hagan para modificar su cuerpo”, advirtió el estudiante, quien no posee conocimientos en ortodoncia.

El joven comenzó creando un molde con “permastone” un compuesto en polvo que, mezclado con agua, permite obtener piezas blancas con un acabado fino como el yeso y sólido como la piedra. Además es muy económico.

Luego de eso, con una impresora 3D tomó algunas fotografías a su dentadura y buscó en Internet información sobre tratamientos para alinear los dientes.

amos5

Así descubrió que con un scanner 3-D, software CAD, una impresora 3-D de alta resolución, un molde de los dientes, el material de retención y una máquina de moldeo, era posible crear un dispositivo que solucionara su problema.

Claro que también recogió información que encontró en la biblioteca de la universidad.

Con todo esto, puso manos a la obra y llevó el aparato día y noche durante 16 semanas, que solo se quitaba para comer. Tras esto logró resultados increíbles que quedaron demostrados en sus fotografías del proceso.

amos2

“Siento que ya puedo sonreir con tranquilidad. Esto es lo más importante”, afirma antes de insistir en que no aceptará encargos. “Soy diseñador, no soy ni dentista ni fabricante”.

Al mismo tiempo su logro le valió el reconocimiento de varios dentistas en su Blog  uno de ellos incluso le dio un consejo “Si puedes vender la idea a la gente adecuada, ya lo tienes. Buena suerte y buen trabajo”.

Mientras tanto otros, han advertido que lo hecho por el joven solo pueden incentivar a otros a correr riesgos. Además, otros señalaron que su creación no tiene molares lo que podría acarrear otros problemas en el futuro. 

En esta nota

Más Innovación

Últimas noticias

Populares

Recomendados