The Lancet advirtió por informes deficientes de la vacuna Sputnik V

La revista médica publicó un artículo donde mencionó algunas discrepancias en los datos e informes deficientes en el ensayo de fase 3 de la fórmula rusa.

Por
Los científicos rusos salieron al paso de los cuestionamientos. SPUTNIK VACCINE/ARCHIVO
Los científicos rusos salieron al paso de los cuestionamientos. SPUTNIK VACCINE/ARCHIVO
Compartir

La revista médica británica The Lancet publicó un artículo en donde advirtió sobre posibles discrepancias y deficiencias de los informes entregados por Rusia respecto a la vacuna contra el COVID-19 Sputnik V, la que se está entregando en algunos países latinoamericanos, como Argentina y Bolivia.

En el reporte, que fue elaborado por seis expertos, se señaló que “el acceso restringido a los datos dificulta la confianza en la investigación”, apuntando a los “aparentes errores e inconsistencias numéricas en las estadísticas” presentados por el Instituto Gamaleya, el desarrollador de la fórmula.

“Hemos realizado varias solicitudes independientes de acceso al conjunto de datos sin procesar, pero nunca fueron respondidas. A pesar de los problemas anteriores y la falta de transparencia, los resultados provisionales del ensayo de fase 3 de la vacuna Sputnik V1 nuevamente plantean serias preocupaciones”, agregó el texto.

Los científicos añadieron que una de sus principales preocupaciones es la “disponibilidad de los datos, de los cuales los investigadores extraen sus conclusiones”, a lo que se sumó además el protocolo del ensayo, el que “no se ha puesto a disposición del público” para explicar la inclusión de tres análisis provisionales al estudio el 5 de noviembre de 2020.

Respuesta de Rusia

El artículo de The Lancet -revista que en febrero pasado avaló a la Sputnik V al publicar los resultados de su 91% de eficacia-, fue respondido por los científicos rusos que trabajaron en el suero.

En un documento publicado por el mismo medio, los expertos de Moscú contestaron que “las inconsistencias numéricas eran simples errores tipográficos que se corrigieron formalmente”, asegurando que entregaron información de sus ensayos clínicos en cuanto al número de casos, tamaños de muestra, valores de eficiencia, intervalos de confianza y nivel de significancia para cada grupo de edad.

Para respaldar su postura, los encargados de Sputnik V pusieron como ejemplo a Argentina, país que recibió las primeras dosis de la fórmula a inicios de este año y que realizó análisis sobre el uso de la vacuna en su población.

“Un detalle importante en el informe de Argentina es la observación de que la vacunación de personas con antecedentes de COVID-19 conduce a un aumento rápido y significativo de anticuerpos después de una sola dosis de la vacuna. Así entonces, hasta la fecha, la seguridad e inmunogenicidad de la vacuna Sputnik V ha sido confirmada en múltiples estudios”, expresaron.

La vacuna rusa está autorizada en 64 países, entre ellos Rusia, Argentina, Bolivia, Venezuela, Irán, Irak, Namibia, Nepal, Palestina, Serbia, Siria y Turquía. La Unión Europea (UE) está analizando su aprobación debido a la escasez de dosis y las restricciones de la vacuna de AstraZeneca. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Mundo

Últimas noticias

Populares