La crisis política de Haití que terminó con el asesinato del presidente Jovenel Moïse

Desde el mismo año en que asumió, Moïse enfrentó protestas sociales por el deterioro de las condiciones de vida y acusaciones de corrupción.

Por
Moïse fue acusado de inacción ante la inseguridad e impunidad de bandas criminales. ARCHIVO/AGENCIAUNO
Moïse fue acusado de inacción ante la inseguridad e impunidad de bandas criminales. ARCHIVO/AGENCIAUNO
Compartir

El asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, ocurrido durante la madrugada en Puerto Príncipe, se produjo en medio de una grave crisis política, social y de seguridad que afecta al país.

Moïse estaba gobernando por decreto luego del retraso de las elecciones previstas para 2018 y lideraba el gobierno en medio de fuertes disputas sobre cuándo terminaría su mandato.

“Mi mandato empezó el 7 de febrero del 2017 y termina el 7 de febrero del 2022. Entregaré el poder a su propietario que es el pueblo de Haití”, expresó el presidente haitiano previo a su asesinato.

Jovenel Moïse asumió la presidencia de Haití después de ser electo con el 55,6% de los votos en 2016, tras las acusaciones de fraude del candidato opositor, Jude Célestin, de la Liga Alternativa para el Progreso y Emancipación de Haití, y fue el sucesor del ex presidente Michel Martelly.

Descalabro político

Desde el mismo año en que asumió, Moïse enfrentó protestas sociales y una grave crisis política en Haití por el deterioro de las condiciones de vida y acusaciones de corrupción en torno a los fondos del programa de ayudas venezolano Petrocaribe.

El pasado 7 de febrero, el mandatario denunció que sectores de la oposición, junto a un grupo de jueces y altos mandos de la policía, praparaban un golpe de Estado en su contra. Tras ello, un grupo de personas fue detenidas y luego dejadas en libertad.

En paralelo, Moïse fue acusado de inacción ante la inseguridad e impunidad de las bandas criminales y de limitar las competencias de las entidades que fiscalizaban su mandato.

En este contexto, el Consejo de Seguridad de la ONU manifestó que era prioritaria la realización de elecciones legislativas y presidenciales para finales de 2021.

Este lunes, el mandatario asesinado había anunciado el nombramiento de un nuevo primer ministro, Ariel Henry, de 71 años, quien ocupó durante 2015 y 2016 los cargos de ministro del Interior y luego de Asuntos Sociales y Trabajo. 

En esta nota

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Mundo

Últimas noticias

Populares