Human Right Watch denuncia más de 500 detenidos en Cuba tras las protestas

Detenciones, intervención de celulares y corte de internet son solo algunas de las represalias que el régimen de Cuba impone a los periodistas disidentes en la isla.

Por
Michelle Bachelet pidió al régimen cubano que libere a los detenidos, respete la libertad de expresión y restaure el acceso a internet. ARCHIVO/AGENCIAUNO
Michelle Bachelet pidió al régimen cubano que libere a los detenidos, respete la libertad de expresión y restaure el acceso a internet. ARCHIVO/AGENCIAUNO
Compartir

Human Rights Watch (HRW) junto a la ONG Cubalex, organización dedicada a la defensa de los derechos humanos en Cuba, han contabilizado 579 detenidos desde el inicio de las protestas en la isla, según el último reporte del martes 20 de julio.

“Se desconoce el paradero de muchos detenidos. En muchos casos, el régimen detuvo a activistas y periodistas reconocidos con el aparente propósito de impedir que participen en las manifestaciones o que reporten sobre estas”, señaló José Miguel Vivanco, director ejecutivo de HRW, en su cuenta de Twitter.

El régimen cubano sacó a la calle todos sus efectivos policiales, militares y paramilitares tras las protestas sociales que reclaman la falta de libertades, así como la escasez de alimentos y medicamentos.

“Cuba está militarizada, está asediada. El gobierno ha quitado internet para que no se sepa la verdad. Todo ha sido terrible”, indicó un religioso que vive en La Habana al medio ABC. “Hubo secuestros y muchos detenidos. La policía le soltó los perros a la gente. Esto que estoy contando lo he visto yo”, sentenció.

Por su parte, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su preocupación por las denuncias de uso excesivo de la fuerza y el arresto de un “gran número de personas”, varios de ellos incomunicados.

Bachelet le pidió al régimen cubano que libere a los detenidos, respete la libertad de expresión y restaure el acceso a internet.

Periodistas y artistas detenidos

Detenciones, decomiso de equipos, intervención de celulares y corte de internet son solo algunas de las represalias que el régimen de Cuba impone a los periodistas disidentes en la isla.

En su cuenta de Twitter, Vivanco ha denunciado que en Cuba “varios han sido detenidos al salir de sus casas o cuando caminaban por la calle”.

Una de las detenciones afectó a Camila Acosta, corresponsal del medio español ABC, quien fue detenida el lunes de la semana pasada, pero ya fue liberada.

“Si el régimen cubano no recapacita, o el mundo los obliga a recapacitar, la sangre correrá, porque el pueblo cubano ha gritado bien alto que perdió el miedo. Es momento de presionarlos para que abandonen el poder. Si cedemos ahora, tendremos muchos más años de dictadura”, indicó en su cuenta de Twitter tras su liberación.

Camila Acosta, periodista detenida. TWITTER/CAMILAACOSTACU

Otro caso es el de la actriz y periodista cubana, Iris María Mariño, quien está privada de libertad desde el 11 de julio. Según informó Vivanco, “la detuvieron cuando participaba de una protesta en Camagüey. Está incomunicada y su marido, el artista Mario Junquera, tiene un cerco policial en su casa”.

Asimismo, se informó de la detención de Luis M. Alcántara, líder del Movimiento San Isidro, agrupación que reúne un centenar de artistas disidentes al régimen. Alcántara fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad en Guanajay.

El periodista Henry Constantín Ferreiro, director de La Hora de Cuba, y su pareja, la periodista Neife Rigau, están presos desde la semana pasada. “Los detuvieron cuando participaban de una protesta en Camagüey”, denunció el director ejecutivo de HRW.

El periodista Henry Constantín Ferreiro, director de La Hora y su pareja, Neife Rigau, TWITTER/JMVIVANCO

Junto a ellos, la estudiante de baile, Amanda Duniet Hernández Celaya, está presa en Cuba desde el domingo pasado. “La detuvieron cuando tomaba una foto a las protestas. Esta incomunicada y la juzgarán por desórdenes públicos” informó Vivanco de HRW.

El periodista Niober García Fournier fue otro de los detenidos en Cuba cuando iba a una protesta en Guantánamo. “No le dijeron por qué. Lo multaron por propagación de epidemias y le advirtieron que no puede participar en protestas o hablar mal de Díaz-Canel”, indicó Vivanco. 

En esta nota

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Mundo

Últimas noticias

Populares