Los cuidados del sacristán

Necesitamos fondos para solventar las medidas que se requieren con la finalidad de ayudar a los más necesitados. Así las cosas, quisiera aportar dos ideas en esa línea. Primero, listar en bolsa a Codelco; y segundo, generar fondos para el Estado y recuperar los índices de empleo.

Por Juan Cristóbal Jaramillo Abogado
"El colectivo político debería hacer un llamado a las corporaciones más grandes del mundo a invertir en Chile". AGENCIA UNO/ARCHIVO
"El colectivo político debería hacer un llamado a las corporaciones más grandes del mundo a invertir en Chile". AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

En estos días hemos visto la debacle de la discusión política de todos lados del espectro en cuanto a la forma de financiar las distintas necesidades de nuestra población.

Todas esas circunstancias hacen que el ánimo de permanecer en Chile para las grandes corporaciones sea al menos dudoso.
Necesitamos fondos para solventar las medidas que se requieren con la finalidad de ayudar a los más necesitados.

Así las cosas, quisiera aportar dos ideas en esa línea. Primero: listar en bolsa a Codelco. Esto trae dos consecuencias inmediatas. Obliga a esta empresa a ordenarse, ya que habrían muchos inversionistas esperando una rentabilidad a su inversión, cuidando los gastos inútiles y el despilfarro. También, traería recursos frescos para poder desarrollar todos los proyectos en carpeta de esta minera y así capturar los precios del cobre que al parecer, por varios años, gozará de niveles históricos.

Y, segundo: generar fondos para el Estado y recuperar los índices de empleo. Para esto, sugeriría que el colectivo político hiciera un llamado a las corporaciones más grandes del mundo a invertir en Chile. Ofrecerles, tal como lo hacen otros países, exenciones por un tiempo determinado, y propiciar que las empresas ya establecidas cumplan con su responsabilidad empresarial aportando a un fondo solidario, que el Estado pueda utilizar en beneficio de los que menos tienen.

Esto traerá como dije, más empleo y recursos inmediatos. Creo que es necesario efectuar políticas públicas pensando en el futuro sin mezquindades ni gallitos entre los políticos. Esperamos que los cuidados del sacristán no maten al cura.