Le ha ido bien: Los negocios del primogénito de Michelle Bachelet

Desde 2006, el cientista político Sebastian Dávalos y su esposa, Natalia Compagnon han fundado seis sociedad centradas en diversos negocios y asesorías. Además poseen cuatro autos Lexus, incluyendo un descapotable con un avalúo de $ 27 millones.

Por
Le ha ido bien: Los negocios del primogénito de Michelle Bachelet
Compartir

La prensa no dejó de sorprenderse cuando recientemente vio salir desde la casa de la comuna de La Reina donde se refugia la ex presidenta Michelle Bachelet cuando visita el país, a su hijo mayor, Sebastian Dávalos, ni más ni menos que en automóvil Lexus descapotable modelo New IS 250 avaluado en cerca de 27 millones de pesos.  Le ha ido bien.

Y es que el cientista político de la Universidad Central, de 34 años, quien durante el gobierno de su madre, se desempeñó como funcionario en la Dirección General de Relaciones Económicas Internacionales (Direcon), con un sueldo de cerca de dos millones de pesos, hoy ha optado por dedicarse a prestar asesorías a empresas. Además posee cuatro autos lexus y junto a su esposa Natalia Compagnon participa al menos de seis sociedades comerciales que tienen entre sus giros la asesoría y representación de empresas nacionales y extranjeras.

Qué Pasa detalla citando a Dicom, que a través de la sociedad Caval Limitada que constituyeron el 3 de febrero de 2012, Compagnon y su socio Mauricio Valero Illanes no sólo compraron en junio el automóvil que conduce Dávalos, sino que otros tres Lexus, un New IS 250 y dos Station Wagon 4×4 modelo RX 350, cada uno avaluado en $ 30 millones.

Con respecto a sus labores profesionales, se indica que entre sus clientes se cuenta al empresario Gonzalo Vial Concha, controlador de Graneles de Chile e hijo del dueño de Agrosuper. De hecho, el pasado 14 de octubre, Vial les facilitó su fundo Haras de Callanas en Paine, para que la pareja celebrara su fiesta de matrimonio.

Pero la primera sociedad ligada a la pareja se remonta al año 2006, a inicios del gobierno de Bachelet. En esa fecha la aún estudiante de Ciencias Políticas de la misma Universidad Central y polola de Sebastián, Natalia Compagnon, constituyó junto a su amigo y académico de origen taiwanés Yun-Tso Lee la sociedad “Comercial, Inversiones & Consultorías Asia Pacific Brokers”, cuyo nombre de fantasía es Inversiones APB Limitada. Creada con un capital de $10 millones, esta sociedad que aún funciona, se dedica a realizar asesorías para inversiones entre Chile y China.

A continuación, entre 2008 y 2009, la joven pareja se asoció con un grupo de amigos cercanos para conformar varias otras sociedad: CBR Group Ltda., la constituyó Compagnon con Steve Rogers Garrido y Ricardo Barona con un capital de $ 4 millones y tenía por objeto importar equipos de audio y video; pero, según uno de los participantes, el proyecto no dio resultado y aunque la sociedad sigue vigente, está inactiva. Luego Dávalos se unió a Manuel Contreras Chamorro, dando origen a C&D Asociados, con un capital de $ 3 millones, negocio centrado en asesorías informáticas.

Y los negocios siguen. El 3 y el 17 de febrero de 2012, Sebastián y su mujer crearon dos empresas de asesorías en el mismo domicilio que registran en la Torre Santa María en Santiago. Se trata de la Sociedad Exportadora y de Gestión Caval Limitada,  en la que también participa  Mauricio Valero y de Compagnon y Dávalos Sociedad Anónima, constituida por ambos novios con el nombre de fantasía D&L Group S.A. y un capital de $ 4 millones.

Finalmente, el pasado 30 de agosto se constituye la Sociedad Inmobiliaria e Inversiones San Lucas S.A. con un capital de $5 millones, de los cuales $ 4,5 fueron depositados por Compagnon, y el resto por su madre, Margarita Soto. Ambas fijaron domicilio en Ñuñoa.

Opciones profesionales

Con la llegada del Gobierno de Sebastián Piñera, Sebastián Dávalos optó por mantenerse en la Direcon, pues su cargo era de carácter técnico y no de confianza política, pero luego cambió de idea.  El julio del pasado año renunció para dedicarse al sus negocios privados.  Cuando salió tenía grado 4 en la escala funcionaria y una remuneración mensual bruta de $2.463.000 más asignaciones especiales.

Pese a que la Ley de transparencia a los funcionarios públicos lo exige, la Contraloría General de la República no registra que el cientista político haya entregado una declaración de patrimonio al dejar el cargo, agrega el semanario. Además se indica que tampoco modificó su declaración de intereses al crear la última sociedad, pese a ser considerado un hecho relevante. Así sus últimas declaraciones de patrimonio e intereses datan de abril de 2011.

En estos documentos Dávalos señalaba que poseía un jeep Cherokee del 2001 de $ 4.800.000 y acciones en CAP, Cencosud, Enersis y La Polar, por un total de $ 10.950.000.  Igualmente apunta que solicitó un crédito hipotecario de  5.000 UF para comprar una casa vecina a la que tiene Bachelet en La Reina. Los documentos no incluyen el patrimonio e intereses de Natalia Compagnon, ya que ellos se casaron cuando Dávalos ya había dejado su trabajo en el gobierno.

Con todo, desde la Direcon replican que en principio no existe incompatibilidad de sus funcionarios para dedicarse a negocios privados, salvo casos puntuales, y para ello citan el artículo 58 de la Ley de Bases Generales de la Administración del Estado, que señala que  “son incompatibles con la función pública las actividades particulares cuyo ejercicio deba realizarse en horarios que coincidan total o parcialmente con la jornada de trabajo que se tenga asignada. Asimismo, son incompatibles con el ejercicio de la función pública las actividades particulares de las autoridades o funcionarios que se refieran a materias específicas o casos concretos que deban ser analizados, informados o resueltos por ellos o por el organismo o servicio público a que pertenezcan”. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados