Confesión de Raúl Castro Antipán involucra a Fiscales en su labor de infiltrado en zona mapuche

El martes, en medio del jucio, "Peaje Quino" en el Tribunal de Angol, Raul Castro Antipán reveló que se había infiltrado remunerado por Carabineros, incluso señaló que le estaba pagando un departamento , apuntó a la Dipolcar y dio otros antecedentes que serán materia de investigación.

Por
Confesión de Raúl Castro Antipán involucra a Fiscales en su labor de infiltrado en zona mapuche
Compartir

El martes en medio del juicio por el caso peaje Quino que involucraba a los menores Juan Patrico Queipul y Luis Marileo, y ante la sorpresa de todos en el juicio, Castro Antipán terminó por reconocer que en realidad que se habría infiltrado en las comunidades como un informante remunerado por Carabineros para cometer atentados e inculpar a los comuneros. Incluso, señaló que se le estaría pagando un departamento y otros antecedentes que serán materia de investigación. Según datos preliminares entregados por algunos medios de comunicación, entre 2009 y 2011 cerca de 30 comuneros habrían sido encarcelados por el testimonio de Castro Antipán. Frente a esta situación, Sebastián Saavedra, el abogado de los menores, reveló que estudiará la posibilidad de una demanda contra el Estado por los daños que sus representados sufrieron.

En los audios a los que tuvo acceso El Dínamo (Gentileza de Cidsur), Castro Antipán se escucha afectado y entre contradicciones deja escapar la revelación frente a el fiscal Héctor Leiva.  Pese a que la Fiscalía de la Araucanía negó que el joven fuera un informante del organismo -como lo consigno la radio Bío Bío- durante la declaración, Raúl Castro Antipán hizo al menos dos menciones sobre la reunión con los fiscales de la zona.

“Era informante, eso partió en febrero del 2009 (…) Partió en una entrevista que yo tuve con ellos (Dipolcar) me ofrecieron participar como informante e infiltrar la coordinadora(Arauco Malleco) para desarticularla, a cambio era logra beneficio por una detención que tuve en el Regimiento de Coyhaique por hurto de material de guerra”.

“Fue más por blanquarme, no quería tener problemas con nadie, no queria tener problemas con la justicia y ahí me empecé a apoyar en ellos, me empezaron a enseñar técnicas de inteligencia para infiltrarme en la organización, de a poco fuí sacando información y fue valiosa porque se logró detener a todas las personas que participaron en atentados ese año, a la mitad se podría decir”

Sobre información después de participar en Peaje Quino y cuando en Ercilla recibe la llamada de Carabineros.

“Ellos me vinieron a buscar a Victoria, nos juntamos en la mañana y entregué toda la información de lo que había pasado el día 10 y la madrugada del 11 (…) a mediodía fueron los fiscales a conversar con nosotros en esa fecha era el fiscal Miguel ángel Velásquez y el fiscal Sergio Moya”.

Ante la sorpresa de los abogadores de Cidsur Nelson Miranda y Sebastián Saavedra, el joven continúa su relato donde afirma que en esa misma reunión -donde menciona nuevamente a los fiscales- es cuando se hace un recorrido donde llegan hasta Dumo. Allí les comenta que sabe “un secreto” y revela que uno de los chicos es sobrino de Luis Marileo Sarabia. La información la obtenía en conversaciones con los jóvenes y cuando iba a entregar comida a la comunidad de Temucucui.

Sobre el camino Curacautín y el supuesto atentado.

El abogado Nelson Miranda le pregunta sobre quién le entregó el arma que ocupó para los hechos.  “Me las entregaron de la comisaría de Yupeco”, contesta

¿Sabía la gente de la Dipolcar que usted trasladaba este armamento?¿Le informó a su jefe que iba a trasladar armamentos?

“No yo no lo informé en ningún momento”, dice y comienzan las contradicciones.

¿Usted dice que está desde febrero del año 2009 trabajando con ellos (Dipolcar)?

Sí.

¿Les informaba constantemente de los movimientos que habían?

Sí.

Ante la presión de las preguntas sobre si recibía sueldo o no, niega que recibe dinero de la Dipolcar, pero vuelve a mencionar a la Fiscalía.”La Fiscalía me estaba prestando protección se podría decir y no se cuánta plata invertirán en eso…”

Ante la pregunta si por protección se refiera a custodia o también a casa, departamento y comida.

“Departamento, un lugar donde vivir …”, termina confesando.

“Sí, en este tiempo estoy viviendo en un deparatmento o casa… No podría estar viviendo tranquilamente en el campo o la casa que tiene mi mamá en Temuco.  Por medidas de seguridad, yo me tuve que ir de Temuco. Yo no encuentro que sea ninguna ventaja que te estén arrendando una casa en alguna parte y estar escondido y vivir con miedo a que un día me puedan hacer algo”, concluyó. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más País

Últimas noticias

Populares