ISP aprobó el uso de emergencia de la vacuna Sputnik V

El organismo dio luz verde a la fórmula de origen ruso con cinco votos a favor, dos abstenciones y uno en contra. Se podrá utilizar en pacientes a partir de los 18 años.

Por
La vacuna tiene una eficacia del 91,6% tras la segunda dosis. SPUTNIK VACCINE/ARCHIVO
La vacuna tiene una eficacia del 91,6% tras la segunda dosis. SPUTNIK VACCINE/ARCHIVO
Compartir

El Instituto de Salud Pública (ISP) aprobó durante este miércoles el uso de emergencia de la vacuna contra el COVID-19 Sputnik V, que fue desarrollada por el Instituto Gamaleya de Rusia.

El director (s) del organismo, Heriberto García, explicó que la fórmula -que se aplica en países latinoamericanos como Argentina y México-, se transformó en la sexta en recibir la luz verde del organismo regulador tras Pfizer, Sinovac, AstraZeneca, CanSino y Janssen.

“Esta vacuna la venimos evaluando desde hace bastante tiempo. Le hemos pedido al Instituto Gamaleya y a la Federación Rusa hace casi dos meses los antecedentes para ir evaluando”, expresó el directivo.

García también detalló que el fármaco recibió cinco votos a favor, dos abstenciones y uno en contra por parte de los expertos internos e independientes. “Los rechazos fueron porque consideraron que faltaban antecedentes especialmente por la duración de la eficacia, tomando en cuenta el rápido avance de los ensayos clínicos”, precisó.

La aprobación del ISP estableció el uso de la Sputnik V para mayores de 18 años, sin límite de edad, ya que los antecedentes disponibles han demostrado que es segura y eficaz en toda la población adulta.

El suero se desarrolló con dos componentes diferentes: el adenovirus de tipo 26 recombinante de replicación incompetente, que es similar a la de la vacuna Janssen; y el adenovirus de tipo 5, que también se ocupa en la fórmula de CanSino.

La vacuna requiere de dos dosis con 21 días de diferencia para entregar la protección necesaria contra la enfermedad, la que según los antecedentes de los ensayos clínicos alcanza el 91,6% tras tres semanas del segundo pinchazo.

El Gobierno había anunciado un acuerdo por cerca de 3 millones de dosis con el Instituto Gamaleya para la importación de la Sputnik V, que eventualmente podría ser usada como tercera dosis de refuerzo para las personas que fueron inoculadas en febrero y marzo de este año.