Contraloría inicia sumario por infracciones en concesión del casino de Viña del Mar

El organismo contralor señaló que estas irregularidades se extenderían entre 2017 y 2018, durante la administración de Virginia Reginato.

Por
Se detectó una diferencia significativa entre la recaudación obtenida y la venta de tickets en el recinto. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Se detectó una diferencia significativa entre la recaudación obtenida y la venta de tickets en el recinto. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

La Contraloría General de la República anunció el inicio de un sumario por la presencia de infracciones en la concesión del casino municipal de Viña del Mar, entre 2917 y 2018, durante la gestión de Virginia Reginato.

Según informó T13, se detectó una diferencia significativa entre la recaudación obtenida y la venta de tickets en el recinto. Ya que se informaron 8.369 entradas vendidas por la municipalidad, a pesar de que la proyección es de 439.641 boletos.

“El monto que el municipio pudo percibir por la venta de tickets debió ascender aproximadamente a $1.670.635.800, monto que dista considerablemente de la suma efectivamente percibida por ese ente edilicio por ese concepto, ascendente a $31.802.200”, detalla la Contraloría.

Así, se apunta a la gestión desarrollada por la empresa AMC, subsidiaria de Enjoy a través de Enjoy Gestión Ltda, donde esta última firmó un contrato con AMC para administrar el casino de Viña del Mar.

Junto con ello, AMC habría incumplido una serie de condiciones vistas en su contrato, como no desarrollar un sitio web para fomentar el turismo y retrasar la designación del nuevo gerente general. A esto se suma la operación de un menor número de tragamonedas y salas de juego que las estipuladas en su contrato.

Ante esto, Enjoy respondió que “si bien no hemos sido notificados de ningún sumario en específico, es importante recalcar que los casinos municipales en Chile se rigen bajo estrictas normas de licitación. En este caso en particular, el contrato de concesión municipal que data del año 2000, señala que toda la venta de entradas del casino municipal de Viña del Mar es de exclusiva responsabilidad de esa entidad edilicia, no teniendo nuestra compañía responsabilidad alguna al respecto”.

Por su parte, la alcaldesa Macarena Ripamonti puntualizó que “no es agradable tener que dar siempre noticias por la mala administración anterior, nos gustaría concentrarnos en nuestro trabajo. Pero no podemos decir eso, cuando en pocas horas de haber asumido en julio, fuimos notificados por la Contraloría regional de una investigación en ese entonces secreta por incumplimientos graves del concesionario Antonio Martínez y del municipio de Viña del Mar relativo a la concesión del casino”. 

En esta nota