Supermercado saqueado en Bajos de Mena despide a todo su personal: “No se volverá a instalar”

La desvinculación masiva se produjo durante este viernes, luego que los empleados estuvieron varios días abocados exclusivamente a labores de limpieza.

Por
El Supermax pertenece al ex socio de la empresa Alvi, Alejandro Villablanca. CAPTURA
El Supermax pertenece al ex socio de la empresa Alvi, Alejandro Villablanca. CAPTURA
Compartir

Tras ser saqueado en dos ocasiones y posteriormente quemado durante el segundo aniversario del estallido social, el supermercado Supermax ubicado en Bajos de Mena comuna de Puente Alto, despidió a todos sus trabajadores.

Así confirmó en conversación con EL DÍNAMO el administrador del supermercado y vecino del sector, Carlos Muñoz, quien horas antes estuvo con varios medios de comunicación hablando sobre lo sucedido y de la fuerte incertidumbre que tenían todos los empleados de la compañía dirigida por el empresario Alejandro Villablanca, uno de los ex socios de los supermercados Alvi.

Esto porque, según indicó Muñoz, desde la administración de la empresa les indicaron que no se volverían a instalar en Bajos de Mena y que sólo operarían en sus otras sedes de Melipilla, Quinta Normal y la segunda de Puente Alto que no resultó saqueada. De esta manera, el sector se quedó sin supermercados cerca.

Al respecto, Carlos Muñoz explicó que “desde hoy estamos todos desvinculados de la empresa, nos enteramos recién. Nos desvincularon a todos”, es decir, quedó sin trabajo él junto a otros 12 empleados.

El supermercado no se volverá a instalar, ni aquí, ni en otro lado. No se nos planteó trasladarnos hasta otra de las sedes. Por lo menos quedamos más tranquilos porque estábamos en ascuas”, agregó, junto con indicar que después de los destrozos provocados por encapuchados siguieron cumpliendo sus turnos y limpiaron por completo el recinto de 3 mil metros cuadrados.

En relación al despido, Muñoz contó que no tuvieron contacto directo con Villablanca y sólo se les comunicó que debían dejar el recinto para posteriormente recibir la carta de despido en sus domicilios.