Los grandes triunfos y las duras derrotas de unas primarias marcadas por la baja participación

Los pactos Chile Vamos, Unidad Constituyente, Frente Amplio, además del Partido Ecologista Verde, definieron a sus candidatos a gobernador regional y alcalde.

Una mesa de votación en la ciudad de Copiapó. (Foto: Agencia Uno)
Una mesa de votación en la ciudad de Copiapó. (Foto: Agencia Uno)
Por › Actualizado: 15:29 hrs

Este domingo se realizaron las primarias para el cargo de alcalde y gobernador regional de los pactos Chile Vamos, Unidad Constituyente, Frente Amplio y el Partido Ecologista Verde (PEV), en un proceso que estuvo marcado por la baja participación electoral.

La elección, que definió a los candidatos a los cargos que se definirán en la elecciones de abril de 2021, contó con diversos problemas y reclamos en contra del Servicio Electoral (Servel), especialmente por el cierre de mesas que dejó a algunas personas sin votar.

Más allá de esto, el proceso sirvió para despejar algunas dudas y establecer a ciertas figuras tanto en el oficialismo como en la oposición. También definió la capacidad movilizadora de algunas colectividades, que será clave para la convención constitucional que se definirá en conjunto con los cargos de alcalde y gobernador.

La victoria de Orrego y el impulso movilizador de la DC

participación primarias

Orrego celebrando su victoria con Fuad Chahín y Marco Enríquez-Ominami. (Foto: Agencia Uno)

El ex intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, fue el gran ganador de las primarias al ser el precandidato a gobernador más votado dentro del pacto Unidad Constituyente.

El DC superó con comodidad a la ex ministra de Salud, Helia Molina (PPD), y al también ex titular del Minsal, Álvaro Erazo (PS). Adicionalmente, el ex alcalde de Peñalolén logró 44.879 votos totales, superando a los tres precandidatos del Frente Amplio, que juntos sumaron 34.042 sufragios.

La victoria de Orrego no fue la única que hizo sonreír al falangismo, ya que en el balance general de la elección de gobernadores fue la colectividad que logró movilizar a más votantes con 103.466 votos, siendo seguido por el PS (57.084) y el PPD (37.175).

Las duras derrotas de Convergencia Social y RD

primarias participación

Nataly Campusano, candidata de CS a la gobernación de Valparaíso. (Foto: Agencia Uno)

El Frente Amplio también tuvo una intensa jornada de elecciones tanto para definir a sus postulantes a alcaldes y gobernadores, en batallas que estuvieron concentradas principalmente en las regiones de Valparaíso y la Metropolitana.

En Valparaíso, la caída más dura la sufrió Convergencia Social (CS), debido a que su candidata, la consejera regional Nataly Campusano, fue ampliamente derrotada por el activista por los derechos del agua, Rodrigo Mundaca, quien competía como independiente.

Al momento de confirmar su victoria, el vocero de Modatima señaló que “hoy solo quiero agradecer a todas y todos los que creen en este proyecto en que los independientes y los movimientos sociales son protagonistas de la transformación que nuestra región y Chile necesita, es el momento del arribo y la disputa política en todos los frentes, donde los territorios organizados pueden concretar los anhelos de un Chile que despertó”.

Otra colectividad frenteamplista que tuvo un balance negativo fue Revolución Democrática (RD), ya que su candidato a gobernador por la Región Metropolitana, Sebastián Depolo, perdió frente a la postulante de Comunes, Karina Oliva.

En lo global, el pacto tampoco pudo celebrar, ya que además de la baja participación en general tampoco fue capaz de convocar a más votantes que Unidad Constituyente en la mayoría de las elecciones donde competían (Tarapacá, Metropolitana y Los Lagos). Solo en Valparaíso lograron superar a los partidos que formaban parte de la ex Nueva Mayoría, en un proceso marcado por el arrastre popular de Mundaca, quien no milita en ningún partido.

Evópoli se impone en Vitacura y Lo Barnechea queda para la UDI

Chile Vamos tuvo primarias de gobernadores y alcaldes, pero la mayoría de la atención se centró en las definiciones de las comunas de Vitacura y Lo Barnechea, zonas históricamente favorables para la centroderecha.

En Vitacura, la victoria fue para la postulante de Evópoli, Camila Merino, quien superó con comodidad al candidato de RN, Max del Real, y al de la UDI, Pablo Zalaquett, quien vio fracasado su intento de volver a la actividad política a pesar de haber recibido el respaldo del presidenciable gremialista, Joaquín Lavín.

Lo Barnechea, en tanto, estuvo marcado por la intensa lucha entre el actual alcalde Cristóbal Lira (UDI) y la postulante de RN, Consuelo Alvial, quien era respaldada por el ex jefe comunal y actual intendente metropolitano, Felipe Guevara.

Lira ganó y recibió las felicitaciones de su competidora, quien se puso a disposición del vencedor “para trabajar en resolver los grandes problemas que aquejan a la comuna, como la seguridad y los temas sociales”.

Las victorias de los ex congresistas

primarias participación

Eugenio Tuma, ganador de la primaria de Unidad Constituyente en La Araucanía. (Foto: Agencia Uno)

Las primarias de gobernador regional también sirvieron para que algunos personajes que estaban fuera de la política retornaran y tuvieran la posibilidad cierta de ocupar un nuevo puesto.

El caso más notable fue el del ex senador Eugenio Tuma (PPD), quien será candidato a gobernador de La Araucanía por Unidad Constituyente tras vencer a Nora Barrientos (PS) y Eduardo Vicencio (DC).

En Los Lagos, el ex diputado Patricio Vallespín (DC) consiguió un sólido triunfo frente a los precandidatos Francisco Reyes (PS), Leonardo de la Prida (Ind.) y Nofal Abud (PR).

La baja participación en unas nuevas primarias

participación primarias

Una fusión de mesas en Temuco. (Foto: Agencia Uno)

La participación fue uno de los temas que marcó las primarias para gobernador y alcaldes. El 50% de movilización ciudadana provocada por el plebiscito del 25 de octubre dejó una amplia barrera, la que difícilmente podría ser superada en una elección en donde un grupo acotado de partidos elegía a sus candidatos.

En definitiva, en la votación para gobernadores regionales (la única que se realizó a nivel nacional), se reunieron 418.685 sufragios, sumando los válidamente emitidos (371.798), blancos (18.579) y nulos (28.308). En total, la participación de las primarias fue del 2,99%.

A pesar de la exigua cifra, este proceso no es el menos participativo del último tiempo, ya que en las primarias municipales de 2016 los partidos políticos movilizaron a 282.506 personas. Las últimas primarias presidenciales en 2017 tampoco lo hicieron mejor, ya que convocaron al 13,6%.

Ambas votaciones se realizaron sin el factor clave de la pandemia del coronavirus, que habría sido fundamental durante este año.