Tensión entre RD y el PC abre opción de pacto presidencial transversal de la oposición

Tras varios conflictos públicos con la tienda dirigida por Guillermo Teillier, una facción importante del partido del Frente Amplio es partidaria de agregar otras fuerzas de centroizquierda, como la Democracia Cristiana, a nuevos pactos electorales.

Por
Pablo Vidal (izq.) y Natalia Castillo renunciaron a RD tras el pacto con el PC que excluyó a otros partidos de oposición. Fuente: Agencia Uno.
Pablo Vidal (izq.) y Natalia Castillo renunciaron a RD tras el pacto con el PC que excluyó a otros partidos de oposición. Fuente: Agencia Uno.
Compartir

Corría el 11 de enero del 2020 cuando la presidenta de Revolución Democrática (RD), Catalina Pérez, acudió hasta el Servicio Electoral (Servel) para inscribir junto a otros miembros del Frente Amplio un nuevo pacto electoral de cara a la Convención Constitucional llamado Apruebo Dignidad, donde también se incluyó al Partido Comunista (PC).

En la cita, la timonel de RD afirmó ante los medios de comunicación que “este es, sin duda, el hito más importante de nuestra generación”, sin imaginar que, al poco andar, el pacto electoral con el ex integrante de la Nueva Mayoría ahondaría las divisiones internas en la militancia.

Incluso, según contaron algunas voces del partido del Frente Amplio a EL DÍNAMO, un sector importante de RD busca a toda costa generar un pacto transversal de la oposición con miras a la elección presidencial de noviembre, sobre todo, luego que el conglomerado se quedó sin su principal carta, Beatriz Sánchez, quien se postuló a la Convención Constitucional descartando una nueva carrera a La Moneda.

La idea es “buscar una candidatura propia” para presentar una alternativa al alcalde de Recoleta, Daniel Jadue (PC), de acuerdo a algunos miembros de Revolución Democrática, tienda que tras la inscripción del pacto con el Partido Comunista suma varios encontrones con los dirigidos por Guillermo Teillier.

El más reciente ocurrió de la mano del diputado Miguel Crispi (RD), quien durante una entrevista valoró la irrupción de la precandidata presidencial del Partido Socialista, Paula Narváez, en lugar de respaldar al jefe comunal comunista como era de suponer debido al pacto electoral vigente entre ambas fuerzas.

“El alcalde Jadue no es el candidato del Frente Amplio y, valorando su trayectoria, tiene un liderazgo que muchas veces gasta más energías en la diferenciación que en buscar espacios comunes con otros. Además, cualquier candidato presidencial, tiene que demostrar una transparencia total, y en eso Jadue ha estado disponible a colaborar con la justicia y esperaremos a ver qué pasa”, afirmó Crispi.

En entrevista con EL DÍNAMO, el legislador profundizó sus dichos y aclaró que en el Frente Amplio primero tendrán la tarea de encontrar una candidatura presidencial propia, para luego “tener un diálogo amplio sin exclusiones con toda la oposición asegurando contenidos mínimos que nos permitan ser gobierno”.

“Hay una visión fatalista respecto a la candidatura de Joaquín Lavín, quien va por arriba, pero marca muy poco (en las encuestas). Por eso, si la oposición hace las cosas bien con un poquito de solidaridad y responsabilidad podríamos alcanzar las condiciones para tener un gobierno transformador y que sea reflejo de las demandas ciudadanas (…) se requiere conversar sin vetos con toda la oposición y eso incluye desde el PC hasta la DC“, detalló Crispi en relación al pacto presidencial que quiere para la oposición.

Acuerdo con el PC que generó renuncias en RD

Pese a que los roces entre Revolución Democrática y el Partido Comunista pueden parecer recientes, lo cierto es que antes de confirmar el pacto electoral constituyente, a través de una elección abierta donde sólo participaron 795 militantes de más de 39 mil, una facción del partido del Frente Amplio tenía pocas expectativas respecto al acuerdo para la Convención Constitucional.

Las pocas esperanzas de un pacto transversal llevaron a dos diputados de RD, Pablo Vidal y Natalia Castillo, a presentar sus respectivas renuncias al partido ante el Servel.

La salida se relacionó fuertemente con discrepancias con la cúpula del partido dirigido por Catalina Pérez. Principalmente, porque los líderes y parte de la militancia se negaban a firmar cualquier pacto con la centroizquierda, privilegiando una alianza con el PC.

“Me gustaría que RD estuviera decidido a encabezar un proceso transformador de centroizquierda, junto a visiones socialdemócratas, socialistas, progresistas, liberales, verdes y feministas, pero son variadas y consistentes las señales de que RD ha preferido un camino donde se consolida un polo de izquierda clásico, en un camino donde creo que se privilegia una identidad de impugnación y testimonio, bailando con los compases de una música ajena a las que nos inspiró en el comienzo”, alegó Pablo Vidal en la carta pública que escribió para informar sobre su salida al partido.

Al respecto, el diputado Miguel Crispi evidenció que durante el acuerdo constituyente “nos faltó mayor fuerza para plantear una alianza más amplia”. Sin embargo, el diputado explicó que “eso no va a provocar la renuncia a mi partido”.

También realizó un llamado a “no ser tan derrotistas”, porque si los partidos de oposición se hubiesen puesto de acuerdo con una lista única para la constituyente, “nada habría podido detener la marea de independientes que se inscribieron, porque es parte del Chile que se sembró por décadas con una tremenda desconfianza de las personas en la política”.

Factor Hugo Gutiérrez y pacto presidencial en oposición

Otro elemento que mantiene en tensión la relación entre Revolución Democrática y el Partido Comunista fue la inscripción del diputado Hugo Gutiérrez (PC) como candidato constituyente por el distrito 2 que agrupa a las comunas de Alto Hospicio, Camiña, Colchane, Huara, Iquique, Pica y Pozo Almonte.

La declaración de esta candidatura fue vista como una “inconsistencia” en la tienda frenteamplista, porque tras el contundente triunfo del Apruebo y la Convención Constitucional del 25 de octubre de 2020, la ex diputada de RD, Natalia Castillo, presentó un proyecto de ley en el Congreso para impedir que autoridades se postularan al proceso constituyente.

Lo peor, según indicaron desde RD, fue que una de las legisladoras de mayor popularidad al interior del PC y miembro del Comité Central comunista, Camila Vallejo, respaldó la iniciativa porque “el pueblo habló y los mismos de siempre tienen que ceder poder”.

Sin embargo, para Miguel Crispi la polémica ya habría quedado atrás para RD, porque “a esta altura las candidaturas son las que son”.

“Nosotros ya dijimos lo que nos parecía, pero ahora corresponde sumar y mirar para adelante en búsqueda de un acuerdo”, continuó el diputado.

Por su parte, al ser consultada por EL DÍNAMO, la timonel de RD, Catalina Pérez, aseguró que “nuestra relación con el PC está igual que siempre”.

“Nosotros siempre dijimos que estábamos en contra de que representantes del Congreso se postulen a la Convención Constitucional, sea de nuestra lista o de cualquier otra. Debe ser el PC el que dé la explicación de por qué no escuchó el llamado de la ciudadanía movilizada en las calles, que dijo claramente que no quería parlamentarios escribiendo la nueva Constitución”, cerró la diputada. 

Más Política

Últimas noticias

Populares

Recomendados