Cerrado por vacaciones: los proyectos de ley urgentes que quedaron para marzo

Pese a que debían ser aprobados cuanto antes para entregar solución a la ciudadanía, las iniciativas calificadas como urgentes no podrán ser ley hasta en un mes y medio más.

Por
Foto: Agencia Uno.
Foto: Agencia Uno.
Compartir

A las 20:20 horas del viernes 29 de enero terminó la última sesión de la Cámara de Diputados, dando así comienzo oficial al feriado legislativo y las vacaciones de diputados y senadores. Sin embargo, no todo el trabajo del Congreso logró ser zanjado, dejando iniciativas calificada como “urgentes” por La Moneda para marzo.

La sesión comenzó al mediodía con la misión de votar seis proyectos de ley, algunos de ellos en su último trámite antes de ser despachados para que Sebastián Piñera lo promulgue oficialmente. Aunque algunas de estas iniciativas estaban calificadas como de “rápida tramitación”, la sesión se extendió por más de dos horas de lo previsto, ocho horas de discusión que terminó sin acuerdos en importantes iniciativas.

Cuotas de pesca

Un inesperado efecto del COVID-19 fue que no se lograron cumplir las cuotas anuales de la Ley de Pesca, dejando al Congreso con la misión de determinar qué pasará con el remanente.

Aunque el proyecto fue aprobado en general por 103 votos a favor, uno en contra y 20 abstenciones, la votación en particular no logró acuerdos, por lo que ahora la ley pasará a Comisión Mixta para determinar si se excluye o no del uso del remanente al sector industrial.

Desde el Gobierno habían destacado este proyecto como uno de los urgentes por tramitar antes de marzo, ya que la idea es que las cuotas pudieran cumplirse en el verano, momento en que muchas zonas pesqueras tienen mayor facilidad para realizar su actividad.

Voto anticipado

En una de las últimas votaciones, y tal vez la más esperada, los diputados aprobaron el proyecto de voto anticipado, pero no con los cambios que quería el Ejecutivo. Esto implica que, pese a ser uno de los proyectos que genera más interés en el Congreso y ser uno de los más urgentes en cuanto a tiempo, la iniciativa retomará su discusión en marzo, cuando comiencen las sesiones en el Senado.

La tardanza en discutir este proyecto podría significar que el voto anticipado no se pueda implementar para la elección del 11 de abril (convencionales constituyentes, gobernadores, alcaldes y concejales) ya que el Servicio Electoral (Servel) tendrá menos de un mes para implementar la medida.

La principal dificultad recae en que no hay acuerdo de cuándo sería esta elección anticipada. Mientras La Moneda quiere que los escrutinios se realicen el día viernes antes de la elección general (en este caso, el 9 de abril), los diputados esperan que sea un día entre el 27 de marzo y el 2 de abril.

Este último punto es clave, ya que un desacuerdo haría prácticamente imposible la implementación del voto anticipado, considerando que el Gobierno anunció que invocará la reserva de constitucionalidad.

Delitos informáticos

Ante el aumento de los usos electrónicos como forma de pago y últimos ataques cibernéticos a instituciones financieras -incluyendo a BancoEstado-,  desde el Congreso se había acordado que esta materia debía resolverse cuánto antes. Sin embargo, pese a estar entre los proyectos urgentes que zanjar, este proyecto seguirá debatiéndose en marzo.

Si bien hubo acuerdo en la mayoría de los aspectos de la ley, no se lograron subsanar diferencias respecto de la conservación y tratamiento de datos informáticos, por lo que la iniciativa deberá volver al Senado.

Las que sí se zanjaron

Pese a que en tres de las seis normas que se debían discutir no hubo acuerdo, dos iniciativas urgentes se salvaron de llegar a marzo sin ser ley.

La primera fue un cambio a una ley publicada el 30 de marzo del año pasado, que prorrogó por un año la vigencia de todas las licencias de conducir que vencían en 2020, uno de los proyectos urgentes que discutió el Congreso producto de la pandemia del COVID-19.

Dicha normativa dice que se podría realizar el trámite de renovación “hasta el día y mes señalado en la licencia vigente, del año 2021”. En la práctica, esto quiere decir que todas aquellas licencias de conducir cuyo vencimiento comenzó a partir del 1 de enero de 2021 deben ser renovadas.

Al momento de aprobar la ley, las autoridades esperaban que la pandemia del COVID-19 estuviera controlada en 2021. Sin embargo, las últimas semanas Chile ha visto el aumento de las restricciones de movilidad por eventuales rebrotes de contagios, cambiando el panorama previsto hace nueve meses.

Recién el pasado 20 de enero se ingresó al Congreso el proyecto para prorrogar la renovación de las licencias de conducir, permitiendo que tanto las licencias vencidas en 2020 como las que vencieron y vencerán en 2021 puedan ser renovadas en 2022.

Otro de los problemas que tenían que solucionar los parlamentarios y que fue aprobado en esta última jornada legislativa es que el 6 de marzo de 2021 terminaba la vigencia de la Ley de Protección del Empleo, lo que implicaba que a partir de esa fecha las prestaciones del seguro de cesantía dejarán de poder usarse para pagar la reducción o suspensión temporal del empleo a causa del COVID-19, beneficio que el último mes fue pagado a 307 mil personas.

Considerando la situación sanitaria, el Presidente Sebastián Piñera ingresó la iniciativa al Congreso el pasado 20 de enero para prorrogarla, esperando que el proyecto fuera tramitado de forma rápida y pudiera aplazar su término para el 6 de diciembre de 2021. 

Más Política

Últimas noticias

Populares

Recomendados