La disputa minera de 10 años de Andrónico Luksic en Estados Unidos

Un ambicioso proyecto minero enfrenta a Antofagasta Minerals con la comunidad ambientalista de Minnesota, con acusaciones de vínculos políticos para permitir el proyecto que generaría grave daño ambiental.

La disputa minera de 10 años de Andrónico Luksic en Estados Unidos

La elección presidencial en Estados Unidos está en su recta final, una pelea que involucró en las últimas horas a una de las fortunas más importantes de Chile. Andrónico Luksic volvió al protagonismo por un conflicto minero que lleva más de una década enfrentando a su empresa, Antofagasta Minerals, con la comunidad de Minnesota.

La filial estadounidense de la minera chilena, Twin Metals, reinició hace un año las gestiones para convencer a las autoridades locales de que dieran luz verde a un millonario proyecto minero. El problema: la mina de cobre y níquel se ubicaría cerca Boundary Waters Canoe (BWCA) y el Parque Nacional Voyageurs, zonas de conservación ambiental.

La comunidad local ha declarado la guerra al proyecto de Andrónico Luksic, con acusaciones de cohecho y demandas. Sin embargo, la minera confía en lograr los esperados permisos federales para instalarse, una situación que podría materializarse antes de 2024 si el demócrata Joe Biden logra llegar a la Casa Blanca.

Inicio de Twin Minerals

Twin Metals Minnesota es un proyecto minero subterráneo de metales de cobre, níquel y platino de Antofagasta Minerals en Estados Unidos, la que actualmente tiene los yacimientos Maturi Southwest, Birch Lake y Spruce Road, todos ubicados en el noreste de Minnesota, Estados Unidos.

En 1966, durante la administración del demócrata Lyndon B. Johnson, el gobierno de Estados Unidos por primera vez entregó las licencias mineras federales para el proyecto minero en Minnesota. Casi medio siglo después, Antofagasta Minerals adquirió -a través de un acuerdo con Duluth Metals- el 40% del proyecto.

En 2014, la minera de Andrónico Luksic logró quedarse con la totalidad de Deluth y, en consecuencia, con el control total de la propiedad del proyecto Twin Metals Minnesota, iniciando un estudio de prefactibilidad para expandir la mina.

Área protegida

La expansión de Twin Metals impactaría una zona ambiental protegida y desde el inicio de los estudios el grupo Save the Boundary Waters ha iniciado distintas acciones para impedir que se materialice el proyecto.

La zona en que se emplazaría parte del proyecto se caracteriza por una red de canales, pantanos y bosques boreales, siendo una importante área turística de Minnesota. Los ambientalistas afirman que la mina generaría una importante contaminación de las aguas, lo que a su vez contaminará las reservas naturales.

En diciembre de 2019, Twin Metals presentó los estudios ambientales, pero en junio las autoridades locales pidieron nuevos análisis antes de entregar los permisos ambientales.

Parque Nacional Voyageurs, Minnesota

Gestiones republicanas

El gobierno de Barack Obama (2009- 2017) puso énfasis en la protección de áreas de conservación natural, lo que se vio reflejado en la promulgación de nuevas regulaciones ambientales. Esto implicó un freno para el crecimiento del sector minero, específicamente para el proyecto de Andrónico Luksic. En diciembre de 2016, la Oficina de Administración de Tierras (BLM) y el Servicio Forestal de los Estados Unidos (USFS) rechazó renovar dos contratos federales de concesiones mineras.

Sin embargo, un año después, ya con el republicano Donald Trump al mando de la Casa Blanca, el Departamento del Interior de los EE.UU. reafirmó el derecho de la minera a renovar sus concesiones y continuar con el proceso para el proyecto minero en las áreas protegidas de Minnesota.

El giro adoptado por las autoridades generó dudas en la comunidad, cuestionamientos que se materializaron en una demanda contra la minera por lobby, acción judicial que involucra a dos senadores republicanos y a la propia familia Trump.

En junio de 2019, un artículo de The New York Times reportó la relación comercial de Andrónico Luksic con la hija de Donald Trump, Ivanka, quien junto a su esposo Jared Kushner arrienda una casa en Washington DC propiedad del empresario chileno.

La nota de prensa afirmaba también que Luksic sería uno los principales beneficiados en el cambio de política medioambiental. Si bien el empresario chileno desmintió la información, indicando no conocer al matrimonio y que no existe “ninguna relación con el proyecto Twin Metals”, estos datos fueron utilizados en una acción legal contra el proyecto minero.

Ese mismo día -25 de junio de 2019- la ONG American Oversight concretó una demanda reclamando a las autoridades estadounidense entregar información sobre el lobby realizado por el proyecto minero de Andrónico Luksic.

El gobierno de Trump respondió en diciembre de 2019 a través del Departamento de Agricultura (USDA por sus siglas inglés) indicando que “no hay registros de comunicaciones con Jared Kushner e Ivanka Trump” respecto a las decisiones referentes al proyecto Twin Metals.

Esto no dejó tranquilos a los grupos ambientalistas que volvieron a la carga en septiembre de este año pidiendo los registros de los correos de dos congresistas republicanos en una demanda por haber hecho lobby en favor de la minera de Luksic.

Según la denuncia, los diputados por Minnesota Pete Stauber y Tom Emmer ejercieron una “influencia indebida” para que Twin Metals fuera beneficiada en su proceso de obtener los permisos federales.

Los demandantes afirman que Stauber y Emmer pidieron directamente infringir la ley en el caso de Boundary Waters. En respuesta, Stauber aseguró que los correos que lo involucrarían en el lobby solo eran para “saber de la situación de Twin Metals”.

Áreas que se verían contaminadas con proyecto de Luksic – Fuente: Voyageurs.org

Factor Joe Biden

El conflicto de la minera de Andrónico Luksic fue tema durante las primarias demócratas, algo que podría influir en las próximas elecciones de Estados Unidos ya que Minnesota cuenta con 10 votos electorales.

El viernes, Reuters publicó que el candidato demócrata Joe Biden se reunió en privado con distintas empresas mineras para asegurarles que, de ganar la elección, planea incentivar la industria minera. El artículo agregó que “esto podría impulsar los esfuerzos de Twin Metals, filial de la minera chilena Antofagasta Minerals, para obtener permisos federales para construir una mina de cobre en Minnesota“.

Según la agencia de noticias, la empresa de Andrónico Luksic podría conseguir el permiso federal en un eventual gobierno demócrata de Joe Biden. EL DÍNAMO se contactó con Antofagasta Minerals respecto a la nota de Reuters, empresa que declinó hacer declaraciones al respecto.

Ya en mayo de 2020, el diario local MinnPost había advertido que Biden nunca se refirió públicamente a la expansión de Twin Metals durante las primarias pese a que la senadora Elizabeth Warren había asegurado que -de ser elegida como la candidata presidencial demócrata- terminaría “toda la minería en terrenos públicos federales, incluyendo el de Boundary Waters”.

La campaña de Biden ha impulsado la posibilidad de que Estados Unidos sea pionero en la implementación de energías renovables. Según el reportaje de Reuters, este factor sería clave para que proyectos mineros como el de Luksic se puedan desarrollar: el país requiere cobre para baterías de autos eléctricos, paneles solares y otras iniciativas “verdes”.