Deportes

Aránguiz y Leverkusen perdieron la final de la Copa de Alemania ante el Bayern

El ‘Príncipe’ fue titular en el elenco de las ‘aspirinas’ y disputó todo el encuentro.

Por , 4 de Julio de 2020

Bayer Leverkusen, con el mediocampista chileno Charles Aránguiz los 90 minutos, se inclinó este sábado en la final de la Copa de Alemania 2019-2020 al caer inapelablemente por 4-2 ante el Bayern Múnich, reciente campeón de la Bundesliga.

En definición disputada sin espectadores en el Estadio Olímpico de Berlín, el cuadro bávaro dejó demostrado en la presente jornada su buen momento y ya antes de la media hora había dejado encaminada su victoria y la corona.

El ‘Príncipe’ fue titular en el elenco de las ‘aspirinas’ y disputó todo el encuentro. El oriundo de Puente Alto fue bien anulado por los volantes de contención del Bayern y no gravitó, al igual que el resto del equipo que no exhibió el funcionamiento para poder igualar el trámite del compromiso.

A los 16 minutos se rompió el cero en esta final. David Alaba sirvió con precisión y potencia un lanzamiento libre que se coló en el arco rival pese a la estirada del arquero Lukas Hradecky.

Poco después, a los 24’, aumentó el conjunto dirigido por Hansi Flick. Serge Gnabry recibió un pase de Kimmich dentro del área y desde el vértice derecho desenfundó un remate cruzado que se coló pegado el poste derecho de Hradecky. Golazo.

Ya en el complemento, específicamente a los 58 minutos, el Bayern sentenció la victoria y firmó su doblete en Alemania. El goleador Robert Lewandowski recibió un despeje del guardameta Manuel Neuer y mandó la esférica al fondo de la red rival con un potente disparo de media distancia.

Tras cartón, a los 61’, llegaría la primera cifra del Leverkusen en el duelo. Tiro de esquina desde la derecha y Sven Bender batió al portero Neuer con un certero cabezazo.

La ‘guinda de la torta’ para el Bayern llegó a los 88 minutos con un nuevo gol del artillero polaco. Tras recibir un centro atrás desde la izquierda, Lewandowski se la picó al arquero del Bayer para marcar un golazo y estructurar la goleada.

Solo para la estadística, Kai Havertz anotó de penal a los 90+1′ la segunda diana del encuentro para el Leverkusen.

El conjunto muniqués se consagra así campeón del torneo alemán por 20ª vez en su historia, consolidándose como el equipo más ganador en esta competición. Lo sigue de lejos el Werder Bremen con seis consagraciones.

En tanto, el Leverkusen junto a Charles Aránguiz no pudo conquistar su segundo trofeo en la Copa Alemania, tras la conseguida en el año 1993.