Educación

Así será el retorno a las clases presenciales en Argentina

Aunque aún no hay una fecha fija para el regreso a las aulas, se determinó que a partir de agosto se podrán intercalar las clases presenciales con las virtuales en aquellas zonas con baja circulación de virus, pero bajo estrictas normas sanitarias y de distanciamiento físico.

Por , 13 de Julio de 2020

Si bien, aún no hay una fecha fija para el regreso oficial a las clases presenciales en Argentina, el Ministerio de Educación entregó más detalles acerca del protocolo que regirá para estos fines.

Dentro de este contexto, se adelantó que ningún establecimiento educacional podrá volver a operar si no cumple con las condiciones mínimas sanitarias, tales como disponer de agua potable, alcohol gel y productos de limpieza y desinfección de espacios.

Asimismo, se estableció que frente a un eventual regreso a las clases el uso de mascarillas será obligatorio desde primer grado, se deberá asegurar una distancia física de dos metros en los sitios comunes y de un metro y medio dentro de la sala de clases, habrá que efectuarse una limpieza y ventilación constante de las salas, se implementarán protocolos y capacitación sobre limpieza y higienización para profesores, personal no docente y también para las familias, y se establecerán horarios de entrada y salida escalonados en los colegios.

“Son obligaciones mínimas que se tienen que cumplir, es un piso de aplicación obligatoria sin lo cual no se pueden abrir escuelas”, destacó Diego Golombek, director del Instituto Nacional de Educación Tecnológica, quien agregó que tras esa base “cada jurisdicción podrá emitir los lineamientos adicionales e incluso cada escuela, cada universidad puede tener un reglamento propio”.

Por otro lado, el ministro de Educación, Nicolás Trotta, afirmó que “el regreso se hará en forma escalonada, primero en el sector rural y en las pequeñas localidades del interior y luego se irá extendiendo al resto de la provincia”, aunque la decisión final recaerá en cada gobernardor, consigna La Nación de Argentina.

De esta manera, las provincias que se encuentren en la denominada “fase 5” de la cuarentena, que da cuenta de una baja circulación del virus, a partir de agosto podrán comenzar a intercalar clases presenciales con la modalidad online.

“Argentina está pasando por distintas realidades en torno al impacto del coronavirus, las jurisdicciones en donde se respetó el distanciamiento social y pudieron hacer un proceso de apertura gradual, reflejado en bares, restaurantes, actividad física y encuentros familiares, son las que están en condiciones de tener una escuela diferente”, explicó Trotta.

Sin embargo, en el área Metropolitana de Buenos Aires, esto “no podrá comenzar hasta que no logre estar en las mismas condiciones”, finalizó el ministro de Educación de Argentina.