Aulas burbuja: qué son y en qué países se implementarán para el regreso a las clases presenciales

Argentina y España son dos de los países que se han inclinado por esta modalidad, que apela a la interacción de los alumnos sólo en grupos de convivencia estables y reducidos.

Aulas burbuja: qué son y en qué países se implementarán para el regreso a clases presenciales
Por

En septiembre, y de la mano de un nuevo año escolar, se concretará el regreso a las clases presenciales en uno de los países más afectados por la pandemia del coronavirus: España. Así lo afirmó la ministra de Educación y Formación Profesional del país europeo, Isabel Celaá, quien aseguró que se trata de un “objetivo irrenunciable”.

Sin embargo, España no ha estado exenta de rebrotes de COVID-19. Por ejemplo, en Madrid se registraron tres nuevos brotes, con 15 casos positivos y 62 contactos en seguimiento, sumando un total de 2.724 casos detectados durante los últimos 14 días.

Pese a ello, el retorno a las clases presenciales parece ser inamovible, por lo que se han implementado medidas se aplicarán en España para prevenir los contagios. Entre ellas se encuentra el uso obligatorio de mascarillas a partir de los 7 años en aquellas salas de clases o espacios donde no se pueda asegurar una distancia mínima de 1,5 metros, horarios de entrada y salidas escalonadas, la realización de estrictos procesos de higiene y desinfección, además de la implementación de las denominadas “aulas burbujas”.

Aulas burbuja y la delimitación de las interacciones

Con el fin de resguardar a los más niños y niñas más pequeños, quienes no tendrán la obligación de usar mascarillas, se habilitarán aulas burbuja en España. En otras palabras, se conformarán grupos estables de convivencia, con un máximo estimado de 20 estudiantes.

La medida, que atañe a los alumnos de educación preescolar y a los de los primer año de educación básica, evoca una idea de familia, donde quienes conforman cada grupo se pueden relacionar entre sí sin mantener distanciamiento físico. No obstante, no pueden interactuar ni compartir espacios con los niños de otros grupos.

Esta modalidad, denominada “aulas burbuja” por el aislamiento que implica, también se implementará en Argentina, donde a partir de este lunes comenzó al retorno gradual a los colegios, partiendo con el regreso de algunos docentes, administrativos y directivos de las provincias de Catamarca y de Santiago del Estero.

En el caso de Argentina, las aulas burbuja contemplarán la división de los alumnos en grupos de un máximo de ocho alumnos (de acuerdo al espacio disponible), los cuales serán dispuestos a los lados de la sala de clases, mientras que el profesor se posicionará al centro, o bien los estudiantes se sentarán formando un zigzag hacia los costados, y el docente se ubicará en uno de los extremos, según propuso el Ministerio de Educación del país vecino.

“Dentro del aula se arman grupos de tres o cuatro estudiantes, que entre ellos también deben tener un metro y medio de distancia, pero ante un caso sospechoso, primero se va a aislar a la burbuja”, explicó el ministro de Educación de Argentina, Nicolás Trotta.

De igual manera, y en caso de ser necesario, se aislará a toda la sala de clases, aunque precisamente la idea de este modelo es limitar las interacciones con otros grupos y así evitar eventuales contagios a gran escala.

Cabe destacar que “esto dependerá también del espacio físico que haya en cada escuela, por lo que quedará a criterio de cada director adoptar un modelo más acorde a la infraestructura de su establecimiento”, señaló el director del Instituto Nacional de Educación Técnica (INET) de Argentina, Diego Golombek. 

Más Educación

Últimas noticias

Populares

Recomendados