Emprendedores del café forman a otros para que desarrollen sus propios proyectos y abarcar una industria que crece en Chile

Curioso resulta el caso de una cafetería que instruye a otros, que eventualmente pueden llegar a ser su competencia, y ante lo cual explican que su perspectiva de negocio es formar alianzas en un mercado que está creciendo.

Por › Actualizado: 20:43 hrs
A raíz de la pandemia los cursos son dictados de forma online, con clases pregrabadas y también mentorías personalizadas.
A raíz de la pandemia los cursos son dictados de forma online, con clases pregrabadas y también mentorías personalizadas.
Compartir

Según la International Coffee Organization (ICO,) en Chile se consumen 0,4 tazas diarias de café, llegando a un kilo anual per cápita. A esto, se suma que “en la última década la industria del café en grano creció un 157%. De todas formas, hay países como Finlandia y España que consumen 14 y 5 kilos per cápita, respectivamente. Así que es una industria que está creciendo mucho y con la pandemia la gente lo empezó a consumir más”, indicó Víctor Olave, fundador de Café La Finca, a EL DÍNAMO.

Bajo esta premisa, es que este emprendedor decidió agregar a su cafetería una escuela, donde imparte cursos desde cómo emprender en el negocio, asesorías financieras, cómo manejar las máquinas y talleres de baristas para preparar café, hasta crear una marca propia.

“La escuela partió hace dos años y medio cuando la gente que visitaba Café La Finca nos comentaba que a ellos les gustaría emprender con una cafetería. La idea era cómo hacerlo porque en ninguna parte, en ningún instituto, enseñan a emprender con un negocio en particular. Ahí vimos una oportunidad de enseñarle a otros a hacer sus propios negocios en el mundo del café”, detalló Olave.

A la fecha, han capacitado a más de 2 mil personas y algunos les han preguntado por qué formar a quienes van a ser sus futuros competidores. Ante ello, Víctor reveló que, en el fondo, su visión de negocio es formar a otros en la industria del café y que en un futuro estos puedan llegar a ser sus socios. En el caso contrario, “probablemente lleguen a ser nuestros competidores, pero el mercado del café en Chile está creciendo”, afirmó.

En esa misma línea, Olave agregó “básicamente lo que estamos haciendo es hacer crecer esta industria. Hoy, el 40% de nuestros clientes provienen de la plataforma que es la escuela. Son personas que han creado sus negocios con nosotros y algunos de ellos son nuestros socios, ya que importamos café en conjunto, lo tostamos y ellos distribuyen con su propia marca”.

Escuela de café

El Café La Finca, que importa café colombiano en verde del Valle del Cauca y del Quindío, a través de su Plataforma de Emprendedores ofrece dos grandes áreas de enseñanza. Una tiene relación con el negocio, donde se abordan temáticas como los trámites necesarios, inversiones, pasos a seguir y qué errores no cometer. “Esto va desde el punto de vista de los errores que nosotros cometimos al iniciar y le decimos a la gente cuáles son los que no hay que cometer”, señaló el emprendedor.

La otra arista es netamente práctica, allí les enseñan a tostar el café, a catarlo y todo lo que tiene que ver con la preparación del café. A su vez, cuentan con cursos gratuitos y pagados, diferenciándose en el alcance del contenido.

“Antes de la pandemia hacíamos los cursos presencialmente. Partió la pandemia e inmediatamente activamos la plataforma online, donde hacemos cursos pregrabados que la gente los puede ver cuando quiera, y también tenemos mentorías personalizadas donde nos conectamos de manera online”, explicó.

Beatriz Cabezas, dueña de la Panadería Verdi Bakery, tomó el curso en 2019 para agregar el servicio de cafés en su negocio. Beatriz valoró la experiencia y afirmó que “gracias al conocimiento que ellos nos transmitieron, nos ayudaron mucho para poder tomar la decisión de hacer un negocio mucho más acertado”.

Opinión con la que coincide Iván Riquelme, quien en búsqueda de un negocio para emprender decidió tomar el curso y hoy se encuentra en proceso de instalar su cafetería.

“Yo tomé primero los cursos del negocio de cafetería y luego los cursos de barista. De la experiencia rescato el conocimiento integral que entregan del mundo cafetero, desde lo que tiene que ver con el proceso productivo hasta llegar al cliente final”, expresó.

Con el provecho que le han sacado al mundo digital, la plataforma de mentorías se ha expandido, cubriendo de Arica a Punta Arenas, e incluso llegando hasta Rapa Nui. Además, la cafetería y tostaduría certificada también cuenta con cursos de barismo para aprender a preparar café en casa. 

Más EMPREN-D

Últimas noticias

Populares

Recomendados