Los hechos que marcaron el quiebre de Kel Calderón y Raquel Argandoña

Desde lo ocurrido en agosto con Nano Calderón y Hernán Calderón que madre e hija no se hablan.

Foto: Instagram @k3lcalderon
Foto: Instagram @k3lcalderon
Por

Los violentos hechos ocurridos entre Nano Calderón y su padre Hernán el pasado 11 de agosto provocó un profundo quiebre en la relación que mantenían hasta ese entonces Kel Calderón y Raquel Argandoña, cambiando para siempre el vínculo entre madre e hija.

Ese día, el joven de 23 años atacó a su padre en un confuso incidente que hasta el día de hoy continúa bajo investigación. A fines de ese mes, Calderón Argandoña fue formalizado por parricidio frustrado pasando a cumplir prisión preventiva primero en una clínica psiquiátrica en La Reina, para luego estar cerca de dos meses en el penal Santiago I. Actualmente, está con arresto domiciliario en un centro siquiátrico ubicado en Vitacura.

Desde el primer momento, la panelista del matinal Bienvenidos se mantuvo del lado de su hijo. De hecho, mientras se mantuvo prófugo tras herir con un arma blanca a su padre, durante varios días se escondió en el departamento de una amiga de su madre. “A ese departamento fueron unos sicólogos y siquiatras a verme. Y luego de eso yo entré a una clínica psiquiátrica”, señaló en su declaración que dio a conocer el matinal Buenos Días A Todos a principios de octubre.

Mientras eso ocurría, Kel Calderón se mantuvo al lado de su padre. Incluso, cuando se viralizó el video de su hermano en el ascensor tomándose una foto tras el ataque a su padre, se puede escuchar su voz revisando el registro.

Una vez que lograron dar con su paradero en la clínica El Cedro de La Reina, la hija mayor de los Calderón Argandoña tuvo duras palabras para él a través de su cuenta de Twitter, mensaje que posteriormente borró. “El parricida resguardado en un spa. La peor calaña de cobarde, de esos capaces de apuñalar a su padre y esconderse en la falda de su mamá. Hecho en Chile”, consignó Kel Calderón dando cuenta además del quiebre que ya tenía con Raquel Argandoña.

Las palabras de Raquel a Kel

A semanas de lo ocurrido, Raquel Argandoña habló por primera vez de lo sucedido con su hijo en Bienvenidos, donde dedicó algunas palabras a Kel Calderón por el polémico mensaje que había publicado.

“Yo no voy a criticar a mi hija, yo soy madre de dos hijos y los amo igual y tanto como apoyé a Kel en su juventud, también voy a apoyar a Hernán en esto. A mis dos hijos yo los amo, los quiero y siempre voy a estar a su lado, siempre”, aseguró la panelista.

En esa misma línea, insistió en que “yo no voy a criticar a mi hija, son impulsos que muestran que ninguno de nosotros somos normales, que necesitamos ayuda, nada más”. Aún así, dejó en claro lo sorprendida que estaba por cómo la joven se refería a su hermano. “Yo pienso, nos vamos a ir los dos, Hernán se tiene que morir, yo también me tengo que morir, la Kel es su hermana mayor, qué va a ser de nuestros hijos después”, expresó.

En dicha entrevista, Raquel Argandoña ya daba cuenta del insipiente quiebre con Kel Calderón, puesto que desde el ataque a su ex marido la joven, según sus palabras, se convirtió en “la vocera últimamente de él, pedirle perdón… Pensé que era la mejor mamá y perdóname”.

“Pensé que era la mejor mamá y le pido perdón a Kel. Ella no me habla desde que pasó esto. Como no te puedo ver, hija, ni a Hernán papá… no puedes lanzar a tu hijo a la cárcel, el error fue nuestro como papás. No puedo dejar a mi hijo solo”, cerró sus palabras dirigidas a Kel entre lágrimas.

La defensa de Kel a su padre

Tal y como lo mencionó Raquel Argandoña, Kel Calderón se cuadró con su padre e incluso se sumó a su equipo legal de cara a la querella por parricidio que habían presentado.

Ante la fiscalía, la también influencer entregó detalles de la personalidad de su hermano. En medio de su declaración, aseguró que “mi padre siente mucha culpa por el hecho de haberlo denunciado, yo creo que él minimiza la situación”.

Semanas después, Kel volvió a declarar ante el Ministerio Público, esta vez para dar cuenta de las extorsiones que estaba sufriendo su padre para que recalificara el delito de parricidio frustrado en contra de su hermano y apuntó a su madre, Raquel Argandoña.

“Mi padre está siendo objeto de presiones por parte de mi madre y de la defensa jurídica de mi hermano. He sido testigo de las conversaciones y exigencias de la defensa de mi hermano Hernán Calderón. Primero, trataron de manipularlo emocionalmente, insistiendo en los riesgos que corría mi hermano en la cárcel, le señalaban que podía pasar frío, hambre, que estaba muy mal, que incluso mi hermano se iba a suicidar”, dijo en esa oportunidad.

Además, aseguró que el abogado Cristián Opazo llamó a Calderón Salinas para decirle que “la querella por abuso sexual -que presentó Rebeca Naranjo, pareja de Nano- era falsa y la estaban utilizando como estrategia para disuadirlo”. Agregó además que el defensor de su hermano visitó a su padre a quien “derechamente le dijo que si se unía a las pretensiones de la defensa ellos iban a limpiar su imagen con una campaña comunicacional y que si no lo hacía lo destruirían mediáticamente”.

Finalmente, Hernán Calderón cedió y terminó pidiendo recalificar el delito por el que acusó a su hijo. Esto, según planteó Kel, ocurrió luego de que el 2 de septiembre, su madre y el abogado de Nano le advirtieran a su padre que tenían una nueva querella por abuso sexual en su contra.

“Ahí lo amenazan o extorsionan diciéndole que tenían una segunda querella lista que involucraba a otra ex de mi hermano por abuso sexual de iniciales J.A. y que no había forma de que a ella ‘la dieran vuelta’ porque ya había aceptado un departamento en Las Condes“, aseguró la joven.

Un quiebre sin retorno

Mientras la investigación por el ataque de Nano Calderón sigue en curso, y que debiera finalizar a fines de diciembre, en entrevista con Revista Velvet, Kel Calderón confirmó que el quiebre con Raquel Argandoña sigue sin posibilidades de una tregua. De hecho, pese a todas sus declaraciones anteriores, también renunció al equipo legal de su padre.

En dicha entrevista, Kel aseguró que “nunca pensé que mi mamá, por proteger a mi hermano, iba a ser capaz de hacerme tanto daño a mí”. Aún así, dejó en claro que actuó conforme a como sus padres la criaron. “Ese día cambió la vida de todos y nada volvió a ser igual. A mí me dejaron súper sola”, confesó.

Por su parte, la última vez que le preguntaron a Raquel Argandoña por su hija, ella prefirió no emitir comentario alguno. Ocurrió el día en que Nano salió de la cárcel Santiago I rumbo a la clínica siquiátrica donde permanece hasta el día de hoy.

Fue Tonka Tomicic quien lanzó la pregunta. “¿Qué te gustaría decirle a Kel si le pudieras decir algo?”, le consultó, a lo que la panelista fue clara: “Nada, nada Tonka. Nada. No quiero hablar de Kel, quiero que me respeten eso y mi preocupación en este momento es 100% mi hijo”.

En tanto, en los últimos días, Argandoña anunció que próximamente lanzará un nuevo proyecto donde aseguró que conoceríamos toda su “verdad” respecto a lo que ha sido su vida en los últimos meses. 

Más Entretención

Últimas noticias

Populares

Recomendados