Marcelo Cicali: “La cocina se volvió un lugar de encuentro y curiosidad”

El dueño del Liguria regresa este sábado con una nueva temporada de su programa Plato Único, donde también retratará lo que ha debido enfrentar en el Barrio Lastarria con el estallido social y la pandemia

Por › Actualizado: 09:12 hrs
Plato Único estrenará su cuarta temporada este sábado a las 17:00 horas por Canal 13. (Canal 13).
Plato Único estrenará su cuarta temporada este sábado a las 17:00 horas por Canal 13. (Canal 13).
Compartir

Este sábado, y después de tres años, Marcelo Cicali vuelve a las pantallas de Canal 13 con una nueva temporada de su programa Plato Único, donde registró cómo el sector gastronómico se vio golpeado producto del estallido social y de la pandemia del COVID-19.

Aquí, el también dueño del reconocido Bar Liguria conocerá las historias de quienes siguen empeñados en mantener sus emprendimientos gastronómicos a pesar de la dura crisis que enfrenta el país desde hace más de un año. Pero también se encontrará con quienes no pudieron resistir y debieron cerrar sus negocios con una trayectoria de décadas.

En conversación con EL DÍNAMO, Cicali explicó que para este nuevo ciclo les tocó “registrar un momento medio histórico del desarrollo de la crisis social, nos tocó la pandemia en todo su esplendor, por decirlo así aunque suene medio raro”.

“Pasamos por todas las fases, tuvimos que transitar por Chile, fuimos a un viaje bastante largo por Concepción, Pichilemu, Chillán… Fueron varios días en auto, pasando los cordones sanitarios, entonces era un momento especial”, añadió.

Dentro de las grabaciones, también le tocó estar presente al momento que locatarios se daban cuenta que su comuna retrocedía en el Plan Paso a Paso, lo que les generaría una baja en sus ventas. Todo esto durante el verano, el que calificó como “uno distinto, extraño, y ese sentimiento de incertidumbre que atraviesa a todas las personas en distintos territorios, puede estar en Chiloé o en Valparaíso, y la sensación es la misma”.

En ese sentido, aseguró que la sensación con la que se encontró fue “terrible” porque “lo vivo en carne propia, entiendo la incertidumbre que acongoja a todos los colegas. Otra cosa es verlo y estar ahí, y ver cómo se disminuyó todo y si antes atendían a 100 personas en un servicio, hoy día están atendiendo a seis o siete. Cómo se enfrenta eso”.

Cicali recordó que en temporadas anteriores, Plato Único describía “de una manera un poco más técnica ciertas familias de alimentos”, puesto que “Chile es muy largo, tenemos territorios muy distintos a 100-200 kilómetros de distancia, con geografías muy distintas, y eso significa que los ciudadanos que habitan esos territorios comen de manera distinta por la estacionalidad o por la territorialidad de los alimentos”.

“Entonces, hay platos que son únicos de una zona que se comen en los velorios o en los bautizos, en las fiestas de celebración, porque la comida tiene esto que es celebrar. Uno podría comer siempre solo, uno si quiere beber algo podría ir a una plaza a comer un pan con atún y tomate que es exquisito, pero por qué uno quiere ir a un lugar que tiene más gente, porque necesita la compañía del otro, el fuego, en este caso un plato o en un vaso de cerveza”, agregó.

Por lo mismo, este nuevo ciclo veremos cómo se vive en nuestro país esta nueva normalidad donde “no nos podemos tocar, no podemos salir, nos restringen, el uso de la mascarilla y eso cambió también un poco al acercarse a los alimentos”.

“Queremos tomar una foto de la cocina actual, cómo están sobreviviendo los restaurantes, quiénes tuvieron que cerrar, quienes tuvieron que innovar y cambiar ofertas, o cambiar de rubro; o gente que tenía una cierta fama ha tenido que reconvertirse en los alimentos para poder subsistir”, explicó.

El golpe de la pandemia

En ese sentido, Marcelo Cicali también se refirió a cómo las autoridades han tratado al sector gastronómico, principalmente con la implementación del Plan Paso a Paso.

“Yo te podría decir que la principal tarea que debería tener el Gobierno es salvar la mayor cantidad de chilenos de la muerte por este bicho de mierda que nos inunda. Eso, cueste lo que cueste. Y entendemos también, porque no es solo en Chile sino que en todo el mundo, que las restricciones de espacio para las personas que asisten a un bar, un restaurant o una fuente de soda, no se podía ocupar la cantidad de espacio que tú tenías dispuesto para ello”, sostuvo.

En los locales, los aforos máximos que se alcanzaron fue el de un 50%, algo que para Cicali es “muy poca vida”, pero calificó de “necesarias” las medidas.

“Yo creo que es necesario. Hay que hacer todos los esfuerzos para llegar con la menor cantidad de muertos para cuando tengamos más inmunidad y volvamos a una vida normal. No creo que haya un chileno con tan poco corazón como para tirar normas que nos afecten porque si no más”, afirmó y por lo mismo, cree que posturas que están tomando en países como Italia, donde dueños de restaurantes y hoteles volvieron a abrir sus puertas pese a las restricciones, no es el camino que hay que adoptar.

“No creo que sirva, tú puedes hablar y encontrar que la autoridad está equivocada, es legítimo eso, pero no es la autoridad el bicho, tenemos que cuidarnos del bicho porque mata. Hay que cuidarse, es súper doloroso lo que estamos pasando”, expresó e hizo un llamado para que “el Estado nos ayude, a que realmente bajen los Fogape, a que los bancos no te pidan en prenda hasta la ropa interior para prestarte plata para pagarle a la AFP y que después se va al banco”.

Cicali insistió en que “uno querría un Estado benefactor en todos los sentidos, que interviniera en los arriendos, en los pagos de las AFP o en los créditos que les hacen a los emprendedores. Uno quisiera un Estado que funcionara más así. Bueno, lamentablemente no es así y quizás en la nueva Constitución tenemos la oportunidad para cambiar ello”.

A pesar de la crítica situación del sector gastronómico, Marcelo Cicali destacó que durante los meses de confinamiento, los chilenos se abrieron a la oportunidad de cocinar. “La cocina se volvió un lugar de encuentro y curiosidad, entonces mucha gente se puso a hacer pan, mucha gente que en su restaurant hacía una cosa en su casa empezó a hacer otra. Alguien que dirigía toda la gastronomía de un hotel, se vuelca a hacer y vender pan, kuchenes, berlines y cambia su vida. Se enfrenta a este desafío. La pandemia tiene un lado de oportunidad para muchos y tiene un lado de desastre para no pocos”, recalcó.

Cocina y estallido social

El primer capítulo de la nueva temporada de Plato Único, particularmente en el primer segmento, se presentará la historia de quien, para Marcelo Cicali, es uno de los más golpeados tanto por la pandemia como por el estallido social. “Y ahí está resistiendo”, recalca.

“No te voy a decir quién es, pero ahí está resistiendo, uno de los más famosos, emblema de esta resistencia de estar y de no cerrar, no bajar la cortina, no dar su brazo a torcer. Esa fuerza del emprendedor y que te obliga a cambiar rápidamente de rubro”, añadió.

Al igual que varios locatarios del sector aledaño a la denominada “Zona Cero”, Cicali también se vio golpeado por el estallido social con el Bar Liguria que abrió en el sector de Barrio Lastarria, el que también se vio afectado por distintos hechos de violencia en medio de las manifestaciones.

“Es súper lamentable, registramos el Barrio Lastarria, registramos el Liguria porque nosotros abrimos un par de años antes del estallido, nos tocó y estamos por cerrar, porque era peligroso para los vecinos, para los trabajadores, para los clientes. Y bueno, tendremos que esperar y aguantar y apalancarnos como empresa para esperar el momento oportuno para poder empujar a que el barrio se vuelva a consolidar”, anunció.

A pesar de sus motivaciones, el dueño del Liguria recalca que “no me toca a mí ser el que esté liderando esa batalla porque es un barrio completo y ese barrio es también de los vecinos. Y en eso estamos, conversando con los vecinos para volver a tener un barrio seguro y alegre”.

En esa misma línea, destaca que lo que ocurre en ese sector de la capital “es una falta de respeto a nuestra memoria” y lo ejemplifica con lo que ha ocurrido con el Museo Violeta Parra o el GAM.

“Me parece que tener que cerrar o erradicar el Museo Violeta Parra es una falta de respeto a la memoria de nuestra cantautora más importante. Que el GAM esté vandalizado y no pueda funcionar, también es una falta de respeto. Es como una falta de respeto a nuestra memoria. Está bien, hay una historia que algunos quieren empezar a escribir, pero no hay que dejar de mirar nuestra propia historia en común, estos espacios fueron ganados por otras generaciones también”, manifestó.

Agregó: “El hecho de que Plaza Italia sea un espacio conmemorativo y celebrativo, es algo que otras generaciones fundaron. No tendría que caer en este desplome que hay, con muchos niños descontrolados, por otro lado, tienes a las fuerzas del Estado que disparan balines a los ojos y mutilan jóvenes. No queremos que siga continuando ninguna de esas cosas”. 

Más Entretención

Últimas noticias

Populares

Recomendados