Las luces y sombras de un ídolo: las cuatro décadas de vida deportiva de Diego Armando Maradona

El referente del fútbol trasandino murió a los 60 años, dejando atrás una trayectoria que generó alegrías pero también varias polémicas.

Las luces y sombras de un ídolo: las cuatro décadas de vida deportiva de Maradona
Por
Compartir

Este miércoles murió Diego Armando Maradona, el ídolo máximo del fútbol argentino y referente del deporte mundial, quien completó más de cuatro décadas de una carrera profesional que tuvo muchas luces pero también sombras.

El trasandino, que conquistó al mundo con sus gambetas y talento inigualable, luchó por muchos años por seguir ligado a una cancha, siendo entrenador o comentarista. Sus problemas de salud y el peso de la adicción a las drogas complicaron esta tarea.

Quien fuera calificado como un “dios” por su clase absoluta con el balón se transformó en una leyenda llena de contrastes, pero que sin dudas quedó en el corazón de los argentinos y de los fanáticos del balompié en todo el mundo, quienes lloran desconsoladamente su partida.

El “Pelusa” de Argentinos

Oriundo de Villa Fiorito, una zona humilde de Buenos Aires, Maradona dio sus primeros pasos en su carrera profesional con la camiseta de Argentinos Juniors en 1976. Desde ahí inició una carrera imparable que lo llevó a varios clubes y a ser convocado por primera vez a la selección albiceleste en 1977.

Salto a Europa y la gloria en México 1986


Tras mostrar su talento en Argentina, el volante llegó a Europa y se integró al FC Barcelona, uno de los elencos fuertes del continente. Pero el gran salto lo dio en 1984, cuando fichó por el Napoli, equipo de la Serie A de Italia donde se transformó en ídolo total.

Con la selección trasandina ganó el Mundial de México 1986, siendo capitán y anotando un increíble gol a la selección de Inglaterra, el que quedó en la memoria gracias al relato del uruguayo Víctor Hugo Morales.

El declive y las adicciones

El derrumbe de la carrera de Maradona vino de la mano del Mundial de Estados Unidos en 1994. Tras un encuentro ante Nigeria, el referente trasandino fue sometido a un control de doping, en donde se le detectaron cinco sustancias prohibidas.

En ese momento el futbolista afirmó que le habían “cortado las piernas”, con un castigo de 15 meses que lo alejó de las canchas.

Tras su retiro, que se concretó en 1997, sus problemas con la adicción con las drogas le empezaron a pasar la cuenta. A inicios de la década de 2000 tuvo que internarse en clínicas de rehabilitación en Argentina y Cuba, sufriendo una crisis de hipertensión que lo tuvo al borde de la muerte.

En aquella época cortó su vínculo con Guillermo Cóppola, su histórico representante, y puso fin a su matrimonio con Claudia Villafañe.

Los problemas familiares y las denuncias por violencia de género


Más allá de su carrera deportiva, Maradona enfrentó diversas polémicas personales y familiares, las que lo marcaron como una figura pública más allá del referente deportivo.

En la década de los 90 recibió dos demandas por paternidad, las que lo obligaron a reconocer a dos de sus hijos (Diego Jr. y Jana). También apareció un joven llamado Santiago Lara, quien dijo ser hijo del ex futbolista y de la modelo Natalia Garat.

En los últimos años también enfrentó acusaciones por violencia de género. En 2014 se publicó un video en donde aparecía golpeando a su entonces pareja, Rocío Oliva. Además surgió otra acusación de parte de Yekaterina Nadólskaya, una periodista rusa que lo acusó por un supuesto acoso sexual.

Su lucha como entrenador


La larga suspensión por dopaje llevó a que Maradona buscara alternativas para seguir ligado al fútbol, iniciando una carrera como entrenador. Entre 1994 y 1995 dirigió los equipos de Mandiyú y Racing Club, sin mayor éxito.

En 2008, y tras superar sus problemas de salud, el “10” asumió el desafió de tomar la selección argentina. En una campaña irregular, el ex jugador logró la clasificación de su equipo al Mundial de Sudáfrica 2010 tras un encuentro frente a Uruguay, donde terminó lanzando insultos a la prensa en una recordada conferencia.

En el mundial el elenco de Maradona no pudo mostrar mucho, llegando a unos cuartos de final donde los argentinos terminaron siendo goleados 4-0 ante Alemania. Con este resultado, la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) decidió terminar su contrato.

Tras unos pasos en Al Wasl, Al Fujairah, Dinamo Brest y Dorados de Sinaloa, el ídolo llegó a Gimnasia y Esgrima de La Plata, elenco con el que pudo salvarse del descenso y donde estaba trabajando al momento de su deceso.

Más Mundo

Últimas noticias

Populares

Recomendados