El llamado de Australia a consumir sus vinos tras boicot chino

Los australianos lanzaron una campaña para convencer a la gente de que compre y beba vino australiano en diciembre, como muestra de solidaridad.

Por
Diputados de Japón, Italia, Alemania, Estados Unidos y Nueva Zelanda han hecho un llamado a sus  ciudadanos a disfrutar del vino australiano. Foto: Captura de pantalla.
Diputados de Japón, Italia, Alemania, Estados Unidos y Nueva Zelanda han hecho un llamado a sus  ciudadanos a disfrutar del vino australiano. Foto: Captura de pantalla.
Compartir

Luego de que China anunciara que impondrá aranceles de hasta un 212,1% a las importaciones de vino de Australia como medida contra una supuesta competencia desleal, ciudadanos del país oceánico lanzaron una campaña para evitar que las ventas se desplomen.

“China boicoteó el vino australiano porque el gobierno habló sobre los derechos humanos, el genocidio y la opresión en Hong Kong. Por favor compre vino australiano en solidaridad y dígale al Partido Comunista Chino dónde poner su boicot”, escribió Bill Browder, director ejecutivo de Hermitage Capital.

Junto a ello, la Alianza Interparlamentaria sobre China (IPAC), integrada por más de 200 parlamentarios de varios partidos políticos y que representan a 19 países, lanzó una campaña para convencer a la gente de que compre y beba vino australiano en diciembre, como muestra de solidaridad.

En Twitter y con el hashtag #SolidaritywithAustralia, diputados de Japón, Italia, Alemania, Estados Unidos e incluso el rival productor de vino de Australia, Nueva Zelanda, entre otros, han hecho un llamado a sus ciudadanos a disfrutar del vino australiano. Decenas de videos, subtitulados en chino e inglés, ya comenzaron a dar la vuelta al mundo para solidarizar con los productos de vinos del país oceánico.

A finales del mes de noviembre, el Ministerio de Comercio de China indicó que “existe competencia desleal en vinos importados procedentes de Australia”.

Según el gobierno del país asiático, “hay una relación causal entre la venta a pérdida y los daños materiales (en la industria local), y se ha decidido poner en marcha medidas temporales contra la competencia desleal sobre los citados productos en forma aranceles que van desde el 107,1 % al 212,1 %”.

Por su parte, el ministro australiano de Agricultura, David Littleproud, expresó “su profunda decepción” por la decisión de las autoridades chinas. “La decisión es una medida muy preocupante y contra la que Australia luchará de manera enérgica (…). No existen ni base ni pruebas para sostener esas alegaciones”, indicó la autoridad. 

En esta nota

Más Mundo

Últimas noticias

Populares

Recomendados