Aguas Andinas invirtió más de 78 mil millones de pesos para enfrentar la extrema sequía

A pesar de los impactos por el Covid-19 y la disminución de consumos, asociados al freno de la actividad económica por cuarentenas, la principal sanitaria del país mantuvo su elevado ritmo inversor.

Por
Aguas Andinas
Aguas Andinas
Compartir

Aguas Andinas mantuvo su ritmo de inversiones, pese a los resultados financieros y ejecutó proyectos que superaron los 78 mil millones de pesos entre los cuales figuran la entrada en operación del proyecto Mega Estanques de Pirque, las ampliaciones de las plantas de tratamiento de Quilicura y Padre Hurtado, y la renovación de redes de Agua Potable y Aguas Servidas.

También se iniciaron las obras de perforación de 15 nuevos pozos de Lo Mena que servirán de respaldo al abastecimiento de la zona sur de la ciudad de Santiago. Para enfrentar los efectos de la escasez hídrica, Aguas Andinas ejecutó otras obras, tales como el ambicioso Plan de Eficiencia Hidráulica ejecutado en la red de agua potable y el nuevo Centro de Control Operativo para el monitoreo constante de las redes.

La compañía además se ha comprometido con obras fundamentales para abordar la sequía y el cambio climático, las que serán incorporadas en el Plan de Desarrollo actualizado -previa aprobación de la Superintendencia de Servicios Sanitarios-, destacando el reúso de aguas regeneradas y nuevas inversiones para hacer un uso más eficiente en la red.

Resultados financieros

Al 30 de septiembre, los mayores costos asociados a la megasequía ascendieron a $6.520 millones, correspondientes a la compra de agua cruda y también al aumento de consumo de energía eléctrica para extraer agua proveniente de fuentes subterráneas. En tanto, el impacto directo del Covid-19 durante el período se cifra en $29.213 millones, producidos por los menores consumos del segundo y tercer trimestre de 2020, el incremento de la provisión por clientes incobrables ($12.114 millones) y los costos directos para enfrentar la pandemia ($4.842 millones).

En este escenario, los resultados financieros arrojaron una utilidad de $75.864 millones, lo que significa un -24,1% respecto del mismo periodo del año anterior. En tanto, el Ebitda cayó 14,5% durante los primeros nueve meses de 2020. Sin embargo, la posición de caja de la empresa es 6,5 veces la registrada al 30 de septiembre del año pasado, la cual proporciona a Aguas Andinas una holgura adicional para enfrentar el actual escenario marcado por la crisis sanitaria, económica y medioambiental.

Reparto de dividendos

En el directorio de Aguas Andinas, adicionalmente, se acordó realizar un reparto provisorio de dividendos a cuenta del ejercicio 2020. Esta decisión se toma una vez que se han identificado los impactos de la pandemia por Covid-19 y con la claridad de que esta distribución no interfiere en la continuidad operacional, no pone en riesgo las inversiones programadas por la compañía ni tampoco la cadena de pagos. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados