Cámara de Diputados despachó el Fogape 2.0 para incentivar la recuperación económica

La iniciativa impulsada por el Gobierno ampliará los beneficios para las empresas afectadas por la crisis, las que podrán reactivarse a través de créditos con garantía estatal.

Por
La iniciativa quedó en condiciones para ser ley. Foto: Agencia Uno.
La iniciativa quedó en condiciones para ser ley. Foto: Agencia Uno.
Compartir

La Cámara de Diputados despachó durante este martes el proyecto Fogape 2.0, el que busca entregar diversos beneficios para que las empresas afectadas por la pandemia del coronavirus puedan acceder a créditos con garantía estatal, los cuales ahora podrán usarse para inversión y pago de deudas vigentes, además de capital de trabajo.

El texto -que sufrió algunas modificaciones respecto al presentado originalmente- fue respaldado por 82 votos a favor, 37 en contra y 12 abstenciones, mientras que la enmienda hecha por el Senado contó con 71 votos a favor, 58 en contra y 12 abstenciones.

Durante el debate, que contó con la participación telemática del ministro de Hacienda, Ignacio Briones, el oficialismo respaldó el contenido de la normativa, en tanto que la oposición planteó visiones dispares respecto de los beneficios reales para pequeños y medianos empresarios, versus los beneficios para las grandes empresas y la banca.

Entre las enmiendas aprobadas se cuenta una que altera la tasa de interés para financiamientos que garantice el Fondo, cuando sean otorgados por instituciones que tengan acceso a financiamiento del Banco Central de Chile. La Cámara planteó como límite la fijada por la política monetaria más un 4%, mientras que el Senado propuso que no fuera mayor a la tasa de política monetaria, más el equivalente anual de una tasa de 0,6% mensual.

Tras la aprobación de la Cámara Baja, el ministro Briones afirmó que “gracias a este proyecto, más empresas podrán sortear la pandemia y reactivarse a través de créditos con garantía estatal. Agradezco a los parlamentarios por su disposición para la rápida aprobación del proyecto, durante cuya tramitación primaron el diálogo y los acuerdos”.

Con este trámite legislativo concluido, el Fogape 2.0 quedó en condiciones para ser promulgado y transformarse en ley. 

En esta nota