Por qué se caen los sitios en los CyberDay

La tendencia de dedicar uno o varios días para publicar descuentos online es una dinámica que las tiendas del retail chileno practican desde hace varios años. No obstante, en muchas ocasiones sus sitios web presentan fallas ante la arremetida de los usuarios. El desarrollador chileno Sebastián Findling, explica cuáles son las razones que explican esto.

Por › Actualizado: 09:29 hrs
Compartir

La pandemia no fue un impedimento para que el último CyberDay realizado en nuestro país tuviera un gran éxito. Tanto fue el revuelo que causó esta jornada de tres días de descuentos online, que las ventas incrementaron en un 53 % respecto al año anterior, es decir, hubo una recaudación total de USD 370 millones aproximadamente.

Sin embargo, no todo parece ser perfecto para las tiendas del retail. En muchas ocasiones, sus sitios web han sufrido graves caídas, antes la feroz arremetida de los interesados usuarios, generando molestias y quejar formales en el Sernac. Pero, ¿por qué sucede esto?

Sebastián Findling, desarrollador web especialista en backend, asegura que “tenemos que imaginarnos que el sitio web funciona como ocurre en un espacio físico. ¿Qué pasa cuando una tienda está a topede capacidad? Colapsa. Las personas no pueden pagar ni ver los productos correctamente por el caos que se forma. En los CyberDay ocurre lo mismo”.

Los primeros CyberDay

El 28 de noviembre de 2011 fue la fecha en donde se ejecutó por primera vez una iniciativa de este tipo. El CyberMonday de aquel año reunió a grandes tiendas como Falabella, Ripley, Paris y Sodimac, quienes esperaban con ansias una jornada exitosa de ventas. No obstante, a las pocas horas de iniciado el evento todos estos sitios colapsaron.

A pesar de que las tiendas lograron sacar cuentas alegres, los usuarios no tardaron en manifestarse por redes sociales por el mal servicio que les dieron. Este aspecto hizo que en los años siguientes las tiendas se preocuparan en reparar aquellas falencias, tal y como lo hizo el sitio BuscaLibre.com en 2013.

En dicha plataforma, el especialista Sebastián Findling tuvo que idear un novedoso sistema para evitar caídas. “Todas las visitas que van al sitio se alojan en un servidor. En esa oportunidad hice algo distinto. Creé un software que tomaba ese servidor y lo clonaba, para luego distribuir a los visitantes del sitio, de forma uniforme, para así evitar que el sitio colapsara. Resultó un éxito”, menciona. 

Las soluciones actuales

Hoy en día el asunto es radicalmente opuesto. Con la experiencia que han ganado las tiendas y negocios que se adhieren a esta iniciativa, la preocupación por entregar un buen servicio a los usuarios, evitando bruscas caídas en los sitios y largas esperas para la atención, es un concepto que varios tienen internalizado.

Si vemos que hoy en día un sitio se cae, es porque no han optado por invertir en actualizar sus sistemas de gestión, ya que simplemente las ganancias que tienen superan al mismo problema. O por otro lado, porque existe un desconocimiento de parte de las empresas nuevas acerca de cómo funcionan los servidores en estas ocasiones.

“Los sistemas que usan las empresas hoy son variados. Algunas cuentan con soluciones propias de e-commerce. Otras, contratan servicios externos a grandes empresas como IBM o SAP. Incluso hay otras que usan servicios más simples y que cualquiera puede contratar en la red. Lo importante es que la plataforma sea capaz de alternar su potencia cuando exista alta demanda. Esto se traduce en un costo variable y una mayor capacidad cuando se necesita”, afirma el programador chileno Sebastián Findling.

En esta nota

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados