Actualidad

Bolsonaro anuncia protocolo para el uso de hidroxicloroquina en pacientes con coronavirus

Durante el mes de abril, científicos brasileños debieron suspender un ensayo con el polémico medicamento, luego que 11 pacientes fallecieran como consecuencia de complicaciones cardíacas.

Por , 20 de Mayo de 2020

El Gobierno de Brasil estableció un nuevo protocolo para el tratamiento de pacientes afectados de coronavirus donde se recomienda el uso de hidroxicloroquina, un medicamento para tratar la malaria, pero que cuenta con muy poca evidencia de su eficacia contra el COVID-19.

El presidente Jair Bolsonaro anunció que el ministro interino de Salud, Eduardo Pazuello, firmará el documento para el uso de manera formal del polémico compuesto.

“Quien fuera de derecha, toma cloroquina; quien es de izquierda, toma Tubaína (bebida gaseosa brasilera)”, dijo Bolsonaro al comunicar este nuevo protocolo.

Junto a ello, aseguró que el uso de la hidroxicloroquina deberá realizarse por prescripción médica y previo consentimiento del paciente, quien deberá asumir con su firma que “no existe garantías de resultados positivos” y que “no hay estudios que demuestren beneficios clínicos”.

Asimismo, el paciente deberá eximir a los médicos de responsabilidades en caso de “fallo grave de órganos, prolongación del ingreso, incapacidad temporal o permanente e incluso fallecimiento”.

A través de su cuenta de Twitter, Bolsonaro destacó que este nuevo protocolo es una “esperanza” en la lucha contra la pandemia, “como lo acreditan los muchos que la usaron”, haciendo alusión al presidente Donald Trump, quien asumió durante la semana que ingiere hidroxicloroquina como medida preventiva.

El polémico uso del medicamento se produce horas después que el país registrara su mayor récord de fallecidos por coronavirus, llegando a una cifra total de 17.983 decesos.

Según las cifras de la Universidad Johns Hopkins, Brasil es el tercer país más afectado por la pandemia en el mundo, al llegar a 271 mil 628 casos.

Durante el mes de abril, científicos brasileños debieron suspender un ensayo con hidroxicloroquina como posible tratamiento contra el coronavirus, luego que 11 pacientes fallecieran como consecuencia de complicaciones cardíacas.

Casi la mitad de las personas sometidas al tratamiento recibieron una dosis de 450 miligramos de hidroxicloroquina dos veces al día durante cinco días. Al resto, en tanto, se les prescribió una dosis mayor de 600 miligramos durante 10 días.

Luego de tres días, los científicos comenzaron a notar arritmias cardíacas en los pacientes que tomaban la dosis más alta y al sexto día del ensayo, 11 pacientes murieron, lo que llevó a los investigadores a terminar inmediatamente las pruebas.