Seis consejos para contribuir al aprendizaje del inglés con los niños en medio de esta cuarentena

No es necesario que algún miembro de la familia domine el idioma, basta con motivarlos y generar entretenidas instancias de aprendizaje en conjunto, de la mano de actividades breves y lúdicas.

Seis consejos para contribuir al aprendizaje del inglés de los niños en medio de esta cuarentena
Por

El 16 de marzo se suspendieron las clases presenciales en todos los colegios del país, y tras cuatro meses, sólo han regresado a las aulas los estudiantes de Rapa Nui, del archipiélago de Juan Fernández y de la Escuela María Antonieta Parra Monsalve de Puerto Sánchez, en la comuna de Río Ibáñez, Región de Aysén.

Por su parte, el resto de los estudiantes del país han debido continuar sus procesos de aprendizaje a través de la educación a distancia, asumiendo los padres, madres o apoderados muchas veces un rol de acompañamiento en materia escolar sin precedentes.

Por esto, muchas veces son los propios adultos los que necesitan ayuda para, a su vez, apoyar a los pequeños estudiantes en algunas asignaturas que son más complejas, como por ejemplo, el inglés.

De acuerdo a la Fundación Educacional Oportunidad, la tarea de la familia no sería modelar el uso del idioma, enseñar pronunciación, ni corregir a los pequeños, sino que su rol pasaría por motivarlos a sumarse al aprendizaje del inglés, por elevar su confianza para comunicarse a través de este lenguaje y generar instancias en las cuales puedan aprender juntos. Por lo mismo, no es necesario que algún miembro de la familia sepa inglés o que aprenda al mismo ritmo que los niños para poder ayudarlos.

Sin embargo, “la constancia es clave para aprender un idioma. Por eso, hoy más que nunca el apoyo de la familia es de gran importancia para darle un espacio al inglés en el hogar. La exposición y práctica deben estar presentes en el día a día. Con pequeñas acciones vamos generando interés, motivación y confianza en sí mismos para que los niños y niñas desarrollen su inglés dentro y fuera de sus clases”, explicó a EL DÍNAMO Paz Collao, jefa del programa “We Learn” de Fundación Educacional Oportunidad.

A continuación te dejamos algunos consejos para potenciar el aprendizaje del inglés por parte de los niños en el marco de esta cuarentena.

Intercambio de roles

Invitar a los niños y niñas a que se sean ellos los profesores de inglés es un excelente recurso para favorecer su desarrollo en el idioma. El aprendizaje de un idioma extranjero se desarrolla a una velocidad mucho más rápida en ellos, por lo cual en muchas ocasiones sabrán comunicarse de mejor manera en inglés que los adultos en casa.

Usar la música y el baile

Combinar movimiento, sonido y aprendizaje resulta muy efectivo. Por lo mismo, para fortalecer el aprendizaje del inglés se recomienda escuchar música con letras variadas y claras en el idioma e inventar coreografías o movimientos especiales cuando aparece alguna palabra clave.

También, es aconsejable pedirle a los niños que traten de cantar las canciones a su manera, no importa que improvisen o cometan errores, lo principal es que se atrevan a cantar en inglés y poco a poco mejoren su pronunciación y entendimiento de lo que cantan. Para ello, en el sitio web de la fundación, encontrarás una lista con canales de Youtube con canciones infantiles para empezar a practicar.

Actividades breves y entretenidas

Los tiempos de concentración de los niños y niñas varían según sus edades y dependen del interés en la actividad a realizar y las características individuales de cada uno. De esta manera, por ejemplo, un niño de 4 años puede tener un tiempo de concentración que varía entre los 8 a 15 minutos, mientras que uno de 8 años puede concentrarse casi el doble de tiempo, es decir, entre 16 a 24 minutos.

Considerando esto, se recomienda que cualquier actividad que realicen junto a los pequeños sea corta y entretenida, con el fin de mantener la motivación de los niños y niñas por el inglés.

Aprovechar la imaginación como herramienta

Para practicar las habilidades del idioma inglés es importante que lo que se comunica tenga sentido para los niños. Esto quiere decir que les recuerde algo, que tenga relación con su experiencia, que se lo puedan imaginar en una situación real, ya que solo así lograrán un aprendizaje significativo.

La posibilidad de imaginar, jugar y actuar hace que los niños se involucren en el aprendizaje y lo disfruten. Por ejemplo, si están practicando cómo nombrar a los miembros de la familia en inglés, díganle al niño que cierre sus ojos y mientras dice “grandmother” (abuela), se imagine que tiene a su abuela al frente, la salude diciendo “hello grandmother” y luego vuelva a abrir los ojos. O bien, si están practicando los nombres de frutas, jueguen a que el niño atiende un puesto en la feria y dice los nombres de las frutas en inglés para ofrecerlas a los posibles compradores.

Fortalecer su confianza con el idioma

Por lo general, los niños se sienten cómodos y en confianza en sus hogares y esta una gran ventaja por sobre la sala de clases, donde quizás tengan miedo a cometer errores frente a sus compañeros o docentes. Entonces, la idea es aprovechar la cuarentena para elevar aún más su confianza al practicar inglés.

Para eso, se aconseja felicitarlos cuando se atreven a emplear palabras en inglés, pedirles que nos ayuden a entender nuevas palabras y jugar con ellos a usar el llamado “spanglish”, mezclando palabras en inglés y español, generando un espacio lúdico en el que las equivocaciones no existen.

Constancia

Para aprender un nuevo idioma es primordial estar expuesto a él de forma constante, incluso cuando ya se tiene un nivel avanzado de inglés se debe continuar practicando para mantener lo aprendido y seguir progresando.

En el caso de los niños y niñas, se benefician enormemente al escuchar inglés de manera continua, ya que aprenden a identificar sonidos, palabras y frases, para después atreverse a decirlas. En esta tarea, los medios audiovisuales se vuelven un gran aliado, porque existe mucho contenido de calidad en canales de televisión por cable, redes sociales, aplicaciones de teléfono, páginas web, etc.

Si bien se aconseja que el uso de pantallas sea reducido en los niños y niñas, especialmente en los menores de 8 años, el tiempo que sí tengan permitido ocupar algún dispositivo como celular, tablet o computador puede convertirse en una oportunidad de aprendizaje del inglés.