De su infancia al estallido social: las declaraciones de Sichel que marcarán su paso en La Divina Comida

El pre candidato presidencial será uno de los cuatro anfitriones del programa de cocina de Chilevisión.

Por
Junto a Sichel también estarán Fernando Gómez-Rovira, Emilia Noguera y Magdalena Montes. CHV
Junto a Sichel también estarán Fernando Gómez-Rovira, Emilia Noguera y Magdalena Montes. CHV
Compartir

El pre candidato presidencial Sebastián Sichel será uno de los cuatro anfitriones que protagonizará el nuevo episodio de La Divina Comida, donde también estarán presentes los actores Fernando Gómez Rovira y Emilia Noguera, además de la animadora Magdalena Montes.

En esta oportunidad, el ex ministro de Desarrollo Social abordará diversos aspectos de su vida íntima, así como también su carrera en la política. EL DÍNAMO tuvo acceso a un adelanto de lo que serán sus declaraciones sobre estos temas, como por ejemplo su infancia.

Sobre esto detalló que “cuando uno es cabro chico uno no cacha mucho, como que esa es la vida. Más allá de lo que pasaba dentro de casa, fue una infancia muy bonita”. En ese entonces, “no teníamos ni uno, comíamos sopas de pulgas de mar, choritos que recogíamos y lapas”.

“Mi mamá en ese minuto dijo no podemos seguir viviendo en carpa y nos fuimos después a Concón, mi familia se tomó una casa, se la tomó como okupa, era de una familia que vivía fuera de Chile por el exilio, por eso la casa estaba media abandonada, no había luz, no había agua”, relató.

Paternidad

En La Divina Comida, Sichel reconoció que hasta los 30 años no tuvo conocimiento de quién es su padre. “No sé quién es, no he visto una foto, no sé qué respira, ni come, no sabía nada”, afirmó y a los 14 años se enteró que no era hijo de Saúl Iglesias, pareja de su madre.  A los 14 supe que no era hijo de Saúl Iglesias”.

Ocurrió en un consultorio cuando su madre “me dice ‘Tatán, no te preocupes, este no es tu papá, tu papá es…’, y yo como… (impresionado). Entonces fui a hablar con mi abuelo y él me dijo ‘usted no ande buscando papá, si aquí está, yo soy su papá’, mi tata Willy. Y yo me vine donde mi abuelo como para tratar de arrancarme de esta historia”.

“Después viejo me enamoré de la Barbara y dije: ‘quiero saber quién cresta soy’. No tengo idea quién es mi papá, busqué, busqué y la Andrea, que es mi tía, me ayudó a encontrarlo y lo encontramos. Él me llamó a la casa y me dice: ‘Hola soy Antonio Sichel, yo vivo en Concepción, me dijeron que eras me hijo, y yo te quiero conocer, voy para allá’. Y yo me hice el choro, dime dónde vas a estar y yo te paso a buscar”, y de esta manera concretó el tan esperado encuentro.

Su rol como ministro y el estallido social

Su carrera política también fue tema de conversación. En el segundo gobierno de Sebastián Piñera, asumió como ministro de Desarrollo Social.

“Al principio te daba orgullo y después es un privilegio; sabes que estoy aquí y es el minuto de la historia en el que yo puedo decir hagamos esto, tengo que pelearla para que resulte, y ahí perdí, terminé saliendo del ministerio, esa fue la mejor muestra”, indicó.

En La Divina Comida, Sichel reconoció que “probablemente, me faltó fuerza para tratar algunas cosas, siendo bien justo debería haber peleado algunas cosas más fuerte”.

En medio de la conversación, Fernando Gómez Rovira le consultó cómo vivió el estallido social iniciado el 18 de octubre de 2019. Sobre esto, el ex presidente del BancoEstado aseguró que “me sentí absolutamente culpable, era ministro de Desarrollo Social, no dormí en varias noches. Algo tengo que haber hecho mal, me pasó algo personal súper fuerte”.

“Además, yo di una declaración el 18 en la mañana que fue bien polémica, porque todos hablaban de delincuentes, yo dije que era un problema de equidad, que para muchas familias en Chile 30 pesos puede ser mucha plata. También me siento súper responsable de no haber reaccionado más rápido, con el tiempo digo, pucha yo debería haber apurado mucho más lo del ingreso mínimo de emergencias, cosas y políticas públicas que yo estaba intentando hacer y no las hice más rápido, no peleé más”, sostuvo.

Respecto a si “vio venir” esta crisis social, Sichel aseguró que “no como llegó, pero sí vi venir dos cosas, por eso dije esa frase antes de que quedará la embarrada. La mitad de los chilenos vive con 400 lucas. Siento que éramos indolentes. Hay una legitima rebeldía de las personas contra la política, porque dicen mis problemas a usted no le importan”. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Entretención

Últimas noticias

Populares