Cómo detectar falencias en una clínica estética

Desde la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica explicaron algunos puntos básicos en los pueden poner atención las personas interesadas en someterse a una intervención de forma segura.

Por › Actualizado: 23:08 hrs
Una mujer murió el pasado lunes en medio de una cirugía. Foto: Agencia Uno
Una mujer murió el pasado lunes en medio de una cirugía. Foto: Agencia Uno
Compartir

Las autoridades de salud están alarmadas por las graves denuncias en contra de algunas clínicas estéticas, a las que se les acusa de no contar con médicos especialistas, ni con las medidas necesarias de urgencia en caso de que ocurra alguna emergencia durante los procedimientos.

Esta vez, el caso de una mujer que falleció en medio de un procedimiento estético realizado en la Clínica Edelweiss de Providencia, la cual fue clausurada el pasado martes por la Seremi de Salud Metropolitana, luego de que la familia acusara una serie de negligencias.

Según los antecedentes del caso, la mujer de 39 años pagó cerca de seis millones de pesos para someterse a una abdominoplastía e implantes mamarios, pero mientras era operada sufrió un paro cardiorrespiratorio, que causó su muerte. La familia de la víctima, además, sostuvo que fue trasladada de forma oportuna a un recinto asistencial.

Lamentablemente hechos similares, y otros en los que se han utilizado elementos tóxicos para aumentar el volumen de diversas partes del cuerpo, se han repetido con frecuencia durante los últimos años, motivando incluso a que se presenten proyectos de ley que buscan que se regulen dichos recintos.

El 13 de noviembre pasado se informó que al menos una docena de mujeres se había sometido a un procedimiento para aumentar el volumen de sus labios en una clínica de la misma comuna. Sin embargo, les habrían inyectado silicona en vez de ácido hialurónico, lo que podría afectar su salud.

Al igual que en el caso de la mujer fallecida en el Edelweiss, desde la clínica señalaron que la médica que atendió a las afectadas sólo había arrendado el lugar.

Con “visto bueno”, pero sin fiscalización: en qué fijarse

El médico Claudio Thomas, presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica (SCCP), explicó a EL DÍNAMO a qué deben ponerle atención las personas antes de someterse a estos procedimientos en estas clínicas estéticas, que generalmente están con el “visto bueno” de la Seremi de Salud, sin embargo, no existe un control o fiscalización sobre ellas.

Incluso, en el caso de la mujer fallecida en la clínica se denunció que no se le tomaron exámenes previos a la cirugía. “Siempre hay que diferenciar una cosa, el que encabeza el equipo médico es el cirujano, quien debe estudiar al paciente previo, por eso existe una entrevista preparatoria antes de que incluso ingrese a la clínica”, sostuvo Thomas.

Mientras que la clínica facilita el lugar quirúrgico pero también sería co-responsable de que el médico cumpla con los criterios o realice las intervenciones de forma segura para los pacientes. “No tiene ningún sentido que la dueña de la clínica diga que: ‘nosotros simplemente arrendamos. Nosotros tenemos todo listo, pero solo le arrendamos al doctor'”, explicó.

“Eso es absurdo. O sea, ellos le arriendan a el doctor y si el opera a un menor de edad sin cumplir las medidas de seguridad. ¿Es correcto entonces? ¿No hago nada siendo yo el dueño del inmueble (…) tiene que haber una responsabilidad”, indicó.

El presidente de la Sociedad Chilena de Cirugía Plástica expuso que las clínicas deben contar con protocolos, organigrama, un rector médico que se haga a cargo de lo que ocurre al interior de la clínica. “No basta con que muestren el carro de paro, el que era un desorden impresionante; el desfibrilador ni se veía de tantas cosas que tenía encima. Eso es absurdo y muestra la falta de prolijidad de trabajo”, explicó.

También se suma que el médico que atendió a la mujer no contaba con la licencia para ejercer en Chile, por lo que se desconoce si tenía los conocimientos para realizar el procedimiento que es de alta complejidad y pese que todos las cirugías tienen posibilidad de tener complicaciones graves e incluso la muerte de la persona. Mientras que entre las cirugías estéticas con más riesgo es la liposucción con abdominoplastia.

“La persona debe asegurarse que el médico que la va a atender tiene las competencias (…) pero estamos en una situación en que la economía determina que ‘ah ya, yo lo puedo operar, si total yo me siento capaz, igual la hago’ (…) por eso la gente tiene que escoger un médico certificado”, afirma.

Pese a que el especialista recalcó que es complejo que las personas puedan percatarse de dichas situaciones fuera de norma, sí es posible que por medio del sentido común se fijen en cosas básicas como la limpieza del lugar o si no hay personal capacitado.

“En muchos de estos lugares no contratan enfermeras para los turnos, contratan auxiliares de enfermería. Es decir, no queda ningún profesional de la salud a cargo, porque los auxiliares tienen conocimientos muy básicos, pero no tiene capacidades ni maniobras para realizar tratamientos, ni diagnosticar ninguna complicación”, argumentó.

Claudio Thomas indicó que el problema también radica en que los médicos que no son especialistas al momento de las complicaciones dejan al paciente abandonado y “desaparecen”, o simplemente al no saber cómo tratarlos culpan a los pacientes diciéndoles que no se cuidaron o no hicieron el reposo necesario.

Sobre esto último, el médico señaló que quienes quieran saber qué especialidad tiene su tratante, o si realmente es un especialista, debe ingresar la página de la Superintendencia de Salud. Una vez ahí, el interesado tiene que hacer buscar en “Prestadores individuales” y se desplegará una lista con los profesionales de salud que están habilitados para el ejercicio en Chile.

Proyectos en proceso

Ante estas situaciones se han presentado dos proyectos, uno de ellos impulsado por la diputada Ximena Ossandón (RN) que tiene como propósito regular las cirugías de este tipo en Chile.

La iniciativa que está siendo analizada por la Comisión de Salud, instalaría como requisito clave que los médicos a cargo de este tipo de intervenciones sean realmente especialistas plásticos y que las clínicas estéticas donde se efectúe este tipo operaciones tengan al menos unidades de urgencia.

“Como sociedad hemos participado bastante en este proyecto. Nos hemos reunido con la diputada y sus asesores legales para irle dando un marco, dentro de lo posible (…) hubo un acuerdo de legislar al respecto. El Ministerio de Salud está dispuesto en ese sentido”, destacó Thomas

Mientras que el otro proyecto que se está discutiendo tiene que ver con racionalizar y dictaminar normas y formas de efectuar la cirugía plástica con fines estético.

“Nosotros creemos que ambos proyectos son muy importantes, pero que deben ir por caminos distintos porque regulan cosas diferentes”, concluyó. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados