Delgado propone trabajo voluntario con enfermos COVID-19 para condenados por fiestas clandestinas

El ministro del Interior explicó que es necesario tomar medidas alternativas para que las personas que cometen la infracción conozcan las consecuencias que genera la enfermedad.

Por
Veraneantes en Cachagua en medio de la pandemia. Foto: Agencia Uno.
Veraneantes en Cachagua en medio de la pandemia. Foto: Agencia Uno.
Compartir

Luego de una nueva fiesta clandestina, que incluía menores de edad en Cachagua, el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, propuso que los detenidos en este tipo de delitos sean condenados a trabajos voluntarios con enfermos de COVID-19.

Según explicó el ministro del Interior durante un balance oficial de detenidos durante las fiscalizaciones sanitarias, la ley permite que las personas condenadas por participar en fiestas clandestinas tengan penas alternativas, como son los trabajos voluntarios. “Hay que empezar a pensar en otras medidas para personas que sienten cierto desprecio por su salud, pero lo más grave, por la salud de los demás”, señaló Delgado.

El representante de Gobierno explicó que el trabajo voluntario -que se aplicaría tanto a asistentes como organizadores del las fiestas clandestinas- permitiría que estas personas “tengan que ir a lugares donde hay que atender enfermos, que sientan más conciencia con la enfermedad, que sientan conciencia de los estragos que genera el COVID-19, que tengan que relacionarse con familias que están sufriendo y que tengan relacionarse con enfermos que están muchas veces muy complicados”.

“Estamos viendo el verano en su esplendor y mucha gente cree que verano es sinónimo de libertad en cuando a los temas sanitarios, ahí hay un gran error (…) Esas personas tienen que acercarse más al dolor para que puedan comprender de qué estamos hablando”, concluyó Delgado.

Durante la noche del lunes, una denuncia anónima alertó a Carabineros de una nueva fiesta clandestina en el balneario de Cachagua. Según la policía, alrededor de 20 personas fueron detenidas, cinco de ellos menores de edad.

Solo hace cuatro días, el seremi de Salud de la Región de Valparaíso, Francisco Álvarez, confirmó que se detectaron 57 casos de COVID-19 y otros 157 contactos estrechos vinculados a una serie de eventos no autorizados en el balneario ubicado en la comuna de Zapallar. 

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados