Caso Antonia Barra: Martín Pradenas seguirá en prisión preventiva

El tribunal descartó la petición presentada por la defensa de Pradenas y deberá seguir cumpliendo prisión preventiva en la cárcel de Valdivia.

Por
AGENCIA UNO/ARCHIVO
AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

El Juzgado de Garantía de Temuco mantuvo la prisión preventiva de Martín Pradenas, investigado por siete delitos de connotación sexual, entre ellos la violación de Antonia Barra, joven que, posteriormente, se quitó la vida en octubre de 2019.

Junto con ello, se acogió la solicitud del Ministerio Público para ampliar la investigación por otros 40 días, según explicó el fiscal Miguel Angel Rojas, quien sostuvo que “por elementos que son ajenos al Ministerio Público, no han permitido que arribe a la Fiscalía ciertos informes policiales que fueron solicitados oportunamente”.

La audiencia, en la que se discutieron las medidas cautelares del detenido, la ampliación de plazo de la investigación y apercibimiento de cierre, partió con minutos de retraso debido a problemas técnicos.

En el debate, los abogados defensores solicitaron al tribunal que se cambie la medida cautelar de prisión preventiva que pesa sobre Martín Pradenas, quien lleva 11 meses recluido en una unidad sanitaria de la Cárcel de Valdivia.

“Esta medida que pesa sobre Martín, según nosotros, a esta altura del procedimiento no se ajusta a los parámetros legales ni de estándares internacionales”, manifestó Javier Jara Müller, uno de sus abogados defensores.

Además, criticó la investigación del Ministerio Público y cuestionó que el suicidio de Antonia Barra haya sido atribuido a la presunta violación que habría perpetrado Martín Pradenas.

“A lo largo de los más de 18 meses de investigación han surgido indicios suficientes para cuestionar el suicidio como causa de muerte de la víctima. En atención a aristas que no se investigaron, hechos comprobados que no se han considerado y la evidente visión de túnel que ha tenido el ente persecutor en esta materia”, agregó.

Lo anterior lo fundamentó al señalar que en el sitio “se encontró un cabello, manchas en las sábanas, cuestiones que no han sido peritadas y que podrían tener una clara y evidente explicación para entender que esto no fue un suicidio sino que fue una muerte causada por terceras personas. Esto no lo decimos como una cuestión apresurada, ha sido meditado y peritado por personas que tienen vasta experiencia en el ramo de estudiar la muerte y hallazgo de cadáveres tanto de suicidios como de acción de terceras personas”.

La defensa de Martín Pradenas cuestionó que la muerte de Antonia Barra haya sido por suicidio atribuido a una presunta violación de su representado y sostuvo que en esto pudo haber participación de terceras personas. PODER JUDICIAL

Sin embargo, el fiscal Miguel Ángel Rojas, refutó lo planteado por la defensa y señaló, en primer lugar, que no “han variado las circunstancias que llevaron a decretar la prisión preventiva” para Pradenas. Además, dijo que el abogado del imputado presentó “antecedentes que no son completos, que se han expresado con la intención de sacarlos de contexto”.

Y por los cuestionamientos al SML y la Brigada de Homicidios de la PDI, el persecutor señaló que “no solamente el análisis pericial en el sitio del suceso de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones, sino que también sendos pronunciamientos del Servicio Médico Legal dan cuenta de que el fallecimiento de Antonia Barra se refiere a un suicidio y en el cual no hay ningún elemento que diga relación con la intervención de terceras personas”.

El suicidio de Antonia Barra

La madrugada del 18 de septiembre de 2020, Antonia Barra se trasladó desde Temuco a una discoteque en Pucón para celebrar las Fiestas Patrias y al interior del recinto se encontró con Martín Pradenas, quien al amancer la llevó hasta una cabaña para continuar la fiesta.

Al despertar al interior de esa cabaña, Antonia Barra se encontraba en la camajunto a Martín Pradenas, quien estaba encima de ella. De acuerdo a la reconstrucción de os hechos, por medio de los audios enviados por la joven, ésta le pidió al imputado que saliea. Se vistió y se fue.

En los días posteriores, Antonia Barra envió audios de WhatsApp a varios amigos en los que cuenta que fue violada por Pradenas y que no quiso denunciarlo por miedo a la reacción de sus padres.

Finalmente, Antonia guardó silencio hasta el 12 de octubre de 2019, día en que llamó por teléfono a su expololo, Rodrigo Canario, a quien le relató los hechos, pero este la insultó. Además, grabó la llamada y la reenvió a sus amigos. Dicha conversación llegó a oídos de Martín Pradenas esa misma jornada.

Al día siguiente, Antonia Barra volvió a llamar a Rodrigo Canario, para despedirse. Ese día se quitó la vida. 

En esta nota

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados