Con impuestos y pago en dos cuotas: así es el retiro del 10% de La Moneda

El principal tema a zanjar será qué ocurrirá con la retención del 10% a deudores de pensiones alimenticias, porque la iniciativa de La Moneda no establece un retiro forzoso.

Autoridades de Gobierno en la discusión en la Cámara Alta del proyecto. Fuente: Agencia Uno.
Autoridades de Gobierno en la discusión en la Cámara Alta del proyecto. Fuente: Agencia Uno.
Por › Actualizado: 09:29 hrs

Todo un éxito resultó para el Gobierno la tramitación del segundo retiro del 10%. Primero, la sala del Senado rechazó la propuesta de la oposición por falta de quórum, y luego, porque se aprobó la del Ejecutivo que ahora deberá ser revisada por la Cámara Baja.

Sin embargo, el proyecto actual del Gobierno es muy distinto al que inició su tramitación legislativa en las comisiones conjuntas de Hacienda y Trabajo el martes 24 de octubre, lo que abre la duda respecto a cómo será el retiro previsional de aprobarse el mensaje presidencial de La Moneda en la Cámara de Diputados.

Las principales novedades, tras su paso por la Cámara Alta, son que mantendrá el pago de impuestos para rentas por sobre los $688.891. También se estableció que el pago será en dos cuotas y no en una como quería la oposición, es decir, la primera se pagará en un plazo máximo de 15 días hábiles después de presentada la solicitud a la AFP y el segundo pago tendrá como plazo 15 días hábiles más.

Si bien los senadores Carlos Bianchi (IND), Yasna Provoste (DC) y Adriana Muñoz (PPD) ingresaron una indicación para que el pago se concretara en una sola cuota, antes de concluir el debate en sala la debieron retirar porque si era rechazada el proyecto iba a quedar sin un plazo fijo.

Al respecto, el senador Bianchi indicó ante sus colegas que “sabiendo que tenemos mayoría en el Senado no está la disposición de todos votar esta petición de votación separada y podría caerse. En esa eventualidad, que llegara a caerse, lo que ocurriría es que no existiría un plazo. Al no haber un plazo, nos estaríamos rigiendo por el plazo de un año que es el plazo completo para poder pagar”.

“Hay otras explicaciones, que son razonables y que me la hicieron ver el ministro y otros senadores, y es que no hay circulante, o sea, no hay dinero para poder hacer que esto aplique -el pago en una cuota-. La voy a retirar y pido disculpas a las colegas. El Gobierno logra, otra vez más, otro triunfo, pagando en dos cuotas y no cómo estaba la reforma anterior”, precisó.

Este último punto se condice con lo dicho por el Banco Central durante la tramitación del proyecto de la oposición, respecto a que el pago en una cuota era inviable para las administradoras.

También fracasó otra indicación de Bianchi, Provoste y Muñoz para que se eliminara el cobro de impuestos para los primeros tramos, ya que, según indicó el senador Juan Pablo Letelier (PS), a cargo del debate, “se declaró inadmisible”.

“En este proyecto que estamos votando no se dice nada de impuestos, no podríamos votar en contra porque no está eso en el texto. Esta es una norma general y se necesitaría una iniciativa exclusiva del Ejecutivo para abordar el tema de los impuestos”, explicó Letelier.

Otras características del proyecto

  • El proyecto del Ejecutivo también permite un retiro del 10% de los fondos por única vez. El monto mínimo es de 35 UF ($1 millón) y el máximo de 150 UF, pero en el caso que el afiliado tenga menos del mínimo podrá sacar la totalidad de sus ahorros previsionales.
  • Al igual que como propuso la reforma transitoria de la oposición, quien retire su 10% no tiene la obligación de devolver lo recibido desde las AFP. Sí puede, si así lo desea, hacer un reintegro que será descontado de sus futuras cotizaciones.
  • Se precisó que no podrán efectuar su retiro las autoridades como ministros de Estado, el Presidente de la República, parlamentarios, asesores de estos últimos y gobernadores.

El paso del proyecto por la Cámara Baja

Con la mayoría de los puntos de conflicto zanjados en la Cámara Alta, según conocedores de los procesos de tramitación, la segunda fase del proyecto de retiro del 10% ingresado por La Moneda sería expedita.

Incluso, el ministro secretario general de la Presidencia (Segpres), Cristián Monckeberg, afirmó que la idea es “puedan retirar esos fondos en el mes de diciembre y después habría que considerar los plazos de pago”.

Por ello, el secretario de Estado pidió a la Cámara de Diputados que “con todo el debate necesario” saquen lo antes posible el proyecto. Para lograrlo, de acuerdo al ministro, una buena idea es que las comisiones de Trabajo y Hacienda, las primeras en votar el proyecto, sesionen en conjunto como ocurrió en el Senado.

Sin embargo, aún está pendiente, en la iniciativa de La Moneda, establecer un mecanismo para que exista un retiro forzoso de los fondos previsionales cuando se mantengan pensiones de alimentos impagas.

Sobre este problema, la diputada Pamela Jiles (PH) explicó en sus redes sociales que “la gran diferencia con mi proyecto es la retención de deudas de alimentos”.

Esto porque, si bien, y tal como lo dijo en la discusión del senador Iván Moreira (UDI), el proyecto de La Moneda, “también contempla la retención de las pensiones alimenticias en el artículo tercero“, no deja en claro la manera en que se realizará.

Por ejemplo, la propuesta de la oposición, rechazada en el senado, buscaba hacer un retiro forzoso por el “solo ministerio de la ley”, y una vez, “recibida la orden del tribunal”.

Mientras que el proyecto actual del Gobierno sólo estableció que “los fondos retirados se considerarán extraordinariamente intangibles para todo efecto legal”, sin perjuicio de, “la retención, suspensión y embargabilidad por deudas originadas por obligaciones alimentarias”.

Otro tema importante a debatir en la Cámara Baja será el impuesto que considera la iniciativa del Gobierno.

En referencia a ello, la diputada y presidenta de la Comisión de Trabajo, Gael Yeomans (CS), indicó a El Mercurio que “como viene el tema del Senado, lo más probable es que tengamos que presentar indicaciones para que no quede con impuestos para la gente que gana $700 mil, que es lo que hace ruido”.

Por su parte, el diputado Matías Walker, coincidió con Yeomans y dijo que espera “corregir lo que a nosotros nos parece un error, y es que los chilenos que ganan $700 mil paguen un impuesto”. La idea de la oposición es que sólo paguen tributos aquellas rentas mensuales por sobre los $2,5 millones. 

Más Política

Últimas noticias

Populares

Recomendados