Las tensiones y polémicas que enfrentó Izkia Siches al mando del Colegio Médico

La médica completó cuatro años presidiendo el gremio, marcados por sus enfrentamientos con el Gobierno y una fuerte disputa interna.

Por
Siches durante sus primeros meses al mando del gremio. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Siches durante sus primeros meses al mando del gremio. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

Este jueves Izkia Siches anunció su renuncia a la presidencia del Colegio Médico (Colmed) poniendo fin a cuatro años de gestión marcada por varios hitos, tensiones y algunas polémicas.

La médica -que se integrará a la campaña presidencial de Gabriel Boric– fue la primera mujer en ocupar el cargo. Desde el momento en el que asumió marcó su distancia con algunos sectores, especialmente con el Gobierno de Sebastián Piñera, que se instaló unos meses después de su llegada a la mesa del gremio.

La pandemia de COVID-19 marcó un antes y un después para ella. Se transformó en una de las figuras públicas más reconocidas de la crisis sanitaria, siendo crítica a las acciones del Ministerio de Salud (Minsal), acumulando algunos conflictos que finalmente no se lograron superar. Incluso llegó a estar entre las potenciales cartas presidenciales de la oposición, algo que ella descartó rápidamente.

El paso de la ariqueña por la institución también estuvo marcado por una fuerte disputa interna, críticas y algunos conflictos con trabajadores, los que no impidieron que fuera reelecta en su cargo.

El primer enfrentamiento con Piñera

Siches marcó rápidamente sus diferencias con el Gobierno de Piñera. En 2018 se enfrentó con el mandatario, quien en una entrevista afirmó que en la atención primaria “lo único que hacen es darle un par de aspirinas y referirlo a un especialista“. La dirigenta exigió que el gobernante se disculpara con los médicos del país, acusando “desconocimiento” y “caricatura” sobre la labor que realizan los profesionales de consultorios públicos.

Las críticas a Luis Castillo por el caso Frei

Durante la investigación por la muerte del ex presidente Eduardo Frei Montalva la presidenta del gremio tomó una postura clara y pidió la renuncia del entonces subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, quien apareció en la carpeta investigativa. Un grupo de médicos entregó una carta para rechazar estas declaraciones.

El “colegio picante”

En 2019, y en una entrevista al diario La Segunda, Siches se definió como “mujer, joven, de izquierda, morena, de Arica, medio aimara, con los ojos achinados, crecida en Maipú, educada en un colegio picante que nadie conoce”. Aquella declaración dejó consecuencias que se expresarían meses después cuando fue criticada por la baja valoración que tendría sobre la escuela donde estudio.

La médica aclaró sus dichos en un intercambio de tuits que tuvo con el cantante Alberto Plaza. Allí expresó que “estudié en un colegio con un pobre proyecto académico. Los sostenedores estaban más preocupados del negocio de la educación que en nuestra formación. Hice preuniversitario (3ero y 4to medio) para entrar a estudiar medicina. La educación de calidad debiera ser una prioridad en nuestro país”.

polémicas Izkia Siches

La compleja relación con Mañalich

Junio de 2019 marcó un antes y un después en la relación de Izkia Siches con el Gobierno, ya que en aquella fecha se concretó el arribo de Jaime Mañalich al Minsal, iniciando así una ola de polémicas y diferencias.

Al momento de conocer la designación del ministro, la dirigenta le pidió que “no sea patrón de fundo”, recordando que durante el primer gobierno de Piñera fue sancionado por el Tribunal de Ética del gremio, siendo posteriormente expulsado.

La llegada de la pandemia de COVID-19 profundizó el quiebre, especialmente por las diferencias en las visiones sobre el establecimientos de medidas estrictas para bloquear la circulación del virus como la cuarentena total.

La falsa funa

En plena pandemia y en medio de sus conflictos con el Ejecutivo, la presidenta del Colmed enfrentó una insólita polémica por la viralización de una fotografía que la mostraba en una fiesta bebiendo alcohol “a lo africano”.

La imagen generó críticas pero también apoyos de algunas figuras como el propio Gabriel Boric, quien se unió al llamado #IzkiaChallenge, donde cibernautas compartieron fotografías bebiendo.

Al final, la “funa” era falsa, ya que se trataba de una imagen extraída de internet, la que llevaba años circulando y que era de origen ruso.

Las intensas elecciones internas

La gestión de Izkia Siches tuvo polémicas y resistencia interna en el gremio. Aquello se vio reflejado en las elecciones de diciembre de 2020, las que se transformaron en una batalla más allá del Colmed.

La médica enfrentó a Renato Acuña, quien la criticó por su gestión al mando de la institución. El opositor apuntó a diversas irregularidades internas, como los problemas en el funcionamiento del Club Médico, además de dificultades en pagos y gastos.

A pesar de estos cuestionamientos internos, la ariqueña logró imponerse con el 51,78% de las preferencias, en un proceso eleccionario que contó con la participación del 68,76% del padrón.

Uso de mascarillas y tratamientos

La líder gremial fue una férrea defensora de las medidas restrictivas para enfrentar la pandemia, teniendo enfrentamientos con diversas figuras públicas. Uno de esos cruces fue el que protagonizó con el comunicador Jaime Coloma a propósito del uso de mascarillas en televisión.

Pero una de las disputas más fuertes fue la que sostuvo con el alcalde de Recoleta y ex candidato presidencial, Daniel Jadue (PC), a quien criticó por importar Avifavir, un antiviral de origen ruso que, supuestamente, servía como tratamiento contra el COVID-19. La médica fue clara y aseguró que no existían evidencias sobre los beneficios del fármaco.

El podcast que marcó su relación con Paris

La designación de Enrique Paris -a quien reemplazó en la presidencia del Colmed- como ministro de Salud parecía cambiar la relación entre el Gobierno e Izkia Siches, pero aquello finalmente no ocurrió. Un podcast publicado en marzo de este año dejaba en evidencia que las diferencias entre la líder gremial con el Minsal eran irreconciliables.

Todo ocurrió durante la participación de la médica en el programa La Cosa Nostra, que conducen Mirko Macari, Alberto Mayol y Darío Quiroga. Allí Siches calificó a las autoridades gubernamentales como “infelices” y tildó al secretario de Estado como un “buen soldado”.

Los dichos generaron una ola de cuestionamientos, los que la dirigenta buscó cerrar ofreciendo sus disculpas públicas. Todo terminó con la presentación de una denuncia ante el Tribunal de Ética del Colmed.

Las relaciones entre Siches y el Minsal quedaron quebradas y prácticamente llegaron a su fin en mayo, cuando el gremio se bajó de la Mesa Social COVID-19 en rechazo a la implementación del pase de movilidad para los vacunados, medida que logró un impulso en la tasa de vacunación.

Demanda colectiva de trabajadores

En agosto pasado se informó que el sindicato número 2 de trabajadores del Colmed presentarían una demanda en contra de la mesa liderada por Izkia Siches por eventuales despidos injustificados de siete funcionarios. La agrupación llamó a la médica a actuar “en consecuencia”, ya que apareció “como defensora de los trabajadores y de los necesarios cambios para conseguir justicia social, mientras tanto en su propia organización se llevan a cabo este tipo de injusticias”.

El cortocircuito epidémico

En junio de 2021, en pleno peak de la segunda ola, el Colegio Médico entregó una propuesta para frenar el aumento de casos denominada como “cortocircuito epidémico”, que consistió en una cuarentena total, mucho más estricta de la conocida hasta ahora, para frenar la circulación del coronavirus.

La idea recibió críticas de diversos sectores, que apuntaban a los daños que provocaría a la economía el cierre completo de actividades.

Al mes siguiente de la entrega de la propuesta los casos de COVID-19 marcaron una baja considerable y sostenida, asociada principalmente a la amplia vacunación. Aquello sirvió para que figuras como el ex ministro Mañalich y el candidato presidencial del Partido Republicano, José Antonio Kast, exigieran la renuncia de Siches por promover una medida con una proyección que no se cumplió.

La reunión con Kast

La última polémica que protagonizó Siches en su gestión vino de la mano de las propias elecciones presidenciales. El 21 de octubre recibió en una reunión programada al candidato José Antonio Kast, señalando que sus propuestas en materia de salud los tenían “muy esperanzados” como gremio.

Aquello generó críticas desde algunos sectores de la oposición, que vieron en este gesto un “apoyo” hacia el abanderado republicano. De hecho, el postulante de Unión Patriótica, Eduardo Artés, se bajó de un encuentro con la líder gremial debido a la “valoración positiva” que habría hecho la médica sobre el programa del ex UDI.

La dirigenta tuvo que salir a aclarar su postura, afirmando que se trataba de una ronda completa con todos los postulantes a La Moneda. De hecho, en los días posteriores recibió a Boric, con quien evidenció una cercanía mayor a diferencia del resto de los abanderados.